Cultura

Denis Mukwege, médico que cura víctimas violación

2018-10-05

Su compromiso ya le valió el premio Sajarov en octubre de 2014, el galardón entregado...

 

(ANSA) - ROMA, 5 OCT - Denis Mukwege, de 63 años, distinguido hoy con el premio Nobel de la Paz 2018 junto con la activista yasidí Nadia Murad, es un ginecólogo y activista congoleño, fundador y alma mater del Hospital Panzi de Bukavu, su ciudad natal, capital de la provincia de Kivu Sur en el este de la República Democrática del Congo.

Su región es una tierra martirizada por las dos guerras del Congo y el conflicto de Kivu. Gracias a su trabajo en el hospital, donde curó a miles de mujeres víctimas de violencia sexual, Mukwege es reconocido hoy en todo el mundo como uno de los mayores expertos en la intervención sobre los órganos internos dañados por las violencias.

Su compromiso ya le valió el premio Sajarov en octubre de 2014, el galardón entregado anualmente por el Parlamento Europeo por la libertad de pensamiento.

El Hospital Panzi se especializa en tratar a las mujeres, a menudo niñas, víctimas de violencias grupales perpetradas por milicianos y soldados, a veces incluso niños, obligados por los "señores de la guerra" a romper los vínculos familiares violando a su madre o sus hermanas.

Según un informe del American Journal of Public Health, durante los conflictos del Congo -en Kivu y en Ituri, provincia al norte de Kivu- eran violadas cuatro mujeres cada cinco minutos, un ritmo feroz que dejó otra secuela de patologías, desde el sida a la imposibilidad de procrear, además de la condena social de las víctimas.

Mukwege es el tercero de nueve hijos: estudió Medicina en Burundi, se formó en el hospital local y luego se trasladó a Francia, donde se especializó en Ginecología en la Universidad de Angers.

En septiembre de 2012, en un discurso en las Naciones Unidas, denunció la impunidad por las violaciones masivas cometidas en su país y criticó al gobierno congoleño, así como a aquellos de otros países por no hacer lo suficiente contra esta plaga.

El 25 de octubre del mismo año, cuatro hombres armados entraron en su casa para intentar asesinarlo, pero Mukwege logró milagrosamente escapar. Se fue al exilio en Europa, pero durante su ausencia el Hospital Panzi no lograba avanzar.

Volvió a Bukavu en enero de 2013: su gente lo esperó alineada a lo largo de los 30 kilómetros del aeropuerto a la ciudad para darle la bienvenida a casa.(ANSA).



regina
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México