Nacional - Economía

La austeridad de López Obrador objetada

2018-12-22

Por todos lados comienzan a surgir brotes de inconformidad sobre todo tras el anuncio del recorte...

Por Marcos Romero

Andrés Lopez Obrador, tres semanas de presidente y duras resistencias

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 22 DIC - El presidente Andrés López Obrador cumple escasas tres semanas de haber tomado las riendas del gobierno mexicano y ya enfrenta una cada vez más fuerte resistencia a sus planes de austeridad de diversos sectores, entre ellos los poderosos sindicatos campesinos.
    
Este viernes, organizaciones de agricultores vinculadas al ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro), mantuvieron un bloqueo de 8 horas en torno al Palacio Legislativo de San Lázaro, sede de la Cámara de Diputados, en protesta por la reducción en las asignaciones al sector.
    
Se trató del primer gran desafío que plantearon a la nueva administración del politólogo de 65 años, que ganó en forma abrumadora en las elecciones del 1 de julio pasado, pero el intento de torcer el brazo a su gobierno no es el único, aunque sí el más notorio.
    
Por todos lados comienzan a surgir brotes de inconformidad sobre todo tras el anuncio del recorte de puestos de trabajo en diferentes ministerios y agencias gubernamentales, entre ellas el Servicio de Administración Tributaria (SAT), encargada de gestionar el cobro de los impuestos.
    
En los estados de Puebla y Veracruz, sur del país, trabajadores del SAT pararon labores para exigir el cese de los despidos considerados "injustos e ilegales".
    
Ayer, hasta alrededor de las 20 horas (02:00 GMT del sábado) centenares de empleados de la Cámara de Diputados pudieron salir de sus oficinas, pero los diputados esperaron todavía más tiempo para poder dejar el recinto parlamentario.
    
Sin embargo, las 30 organizaciones campesinas que sitiaron "San Lázaro" permanecían todavía hoy en sentada permanente hasta que se les cumplan todas sus exigencias, aunque sin impedir el acceso o la salida de empleados, asesores y legisladores.
    
El presidente de la Comisión de Presupuesto Alfonso Ramírez, del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda), se reunió con 50 dirigentes y militantes de los sindicatos de labriegos, entre ellos el diputado Ismael Hernández, del PRI, líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC).
    
Otros gremios participantes en la pulseada son Antorcha Campesina, la Central Campesina Independiente, el Movimiento Social por la Tierra y la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas.
    
"Queremos salir, tenemos hambre", gritaron al mediar la tarde, cientos de trabajadores que se concentraron en la explanada del Palacio Legislativo para exigir a los diputados negociar el desbloqueo del complejo.
    
"SOS, no sé si para bien o para mal, estamos secuestrados en el Congreso. La policía capitalina debería hacer algo, pues encadenaron puertas y es peligroso", afirmó la legisladora de Morena Tatiana Clouthier a través de Twitter.
    
Por ahora, el líder de la bancada de Morena en la Cámara Baja, Mario Delgado, señaló que no hubo ningún acuerdo con las centrales campesinas para frenar el recorte presupuestal al campo, y sólo el compromiso de analizar sus peticiones.
    
El nuevo plan de presupuesto del presidente, que prevé despidos y recortes a sectores sensibles como la cultura y la salud, pero también a estratégicos como comunicaciones y turismo, para destinarlo a subsidios a ancianos, mujeres y jóvenes cesantes, se perfila como la primera "prueba de fuego" de su gestión.
    
López Obrador de hecho tuvo que dar marcha atrás a un recorte en los presupuestos de las universidades después de que los rectores de los ateneos protestaron en forma unánime.
    
El Congreso aprobó hace unas semanas una ley para recortar los salarios de la alta burocracia, incluidos los organismos autónomos y el poder judicial, partiendo de una baja del 50% en el sueldo del presidente López Obrador (que percibirá ahora unos 5,000 dólares al mes).
    
Sin embargo, un grupo de legisladores de oposición y de jueces interpuso un recurso de inconstitucionalidad y un tribunal ordenó suspender la aplicación de la norma hasta que no haya un veredicto de la Suprema Corte.



JMRS