Nacional - Economía

México saca ventaja de la "guerra" China-Estados Unidos

2019-05-15

México está beneficiándose en especial en su intercambio en productos de...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- La guerra comercial entre Estados Unidos y China, instigada por el presidente Donald Trump, está siendo aprovechada por México para obtener grandes ventajas en su intercambio con el gigante asiático.
    
México está beneficiándose en especial en su intercambio en productos de exportación como hortalizas, frutas, tomates, cereales, carne de puerco, productos de res, textiles y electrónicos y plásticos, entre otros.
    
Para algunos analistas esta circunstancia es considerada un "golpe de suerte" en momentos en México mismo sufre pesados aranceles del 10 al 25% en sus ventas de aluminio y acero a su poderoso vecino.
    
Luego de que Washington obstruyó las puertas para las ventas externas de China, ésta decidió buscar nuevos destinos a sus productos y al mismo tiempo abrió su codiciado mercado a numerosas mercancías y servicios.
    
Las medidas arancelarias recientes de Estados Unidos contra China representan aumentos para más de 5,000 productos.
    
México también tiene la oportunidad de sustituir a China en la venta de productos que ésta dejará de vender a Estados Unidos como electrodomésticos, muebles, acero, generadores eléctricos y productos del sector aeroespacial y metalmecánica, según Kenneth Smith, ex jefe negociador del acuerdo comercial con ese país y Canadá.
    
Hay productos como televisores y proyectores de video que México produce en abundancia por medio de empresas bien establecidas en el país, señaló Daniela González, consejera de comercio exterior de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay, una franja de la frontera de Tijuana con San Diego, Estados Unidos.
    
El ministro de Agricultura de México, Victor Villalobos, realiza una visita de trabajo por Pekín, que aparentemente pretende establecer las bases para sacar el máximo provecho del "statu quo" derivado de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.
    
El director de Mexican Beef, una asociación de empresarios que producen carne, señaló que el funcionario está gestionando visitas de inspectores orientales a compañías del sector en México para certificarlas a fin de poder exportar a ese país.
    
"Si logramos que vengan a visitar las plantas productoras de carne para que nos aprueben las plantas para exportar tendremos una gran oportunidad en China", afirmó Pérez.
    
No obstante, Kenneth Smith señaló que un contexto de "a río revuelto, ganancia de pescadores", como dice el viejo proverbio, no es conveniente para nadie, porque las guerras comerciales "distorsionan los mercados mundiales".
    
Eso afecta el crecimiento de la economía más grande del planeta, Estados Unidos, y si le va mal a esa nación, a México le irá peor, por su estrecha dependencia con ese país, al que envía el 85% de sus exportaciones totales, de acuerdo con Smith.
    
Como sea, al menos en el corto y mediano plazo, México se está beneficiando también en recibir a empresas chinas que están mudándose de Estados Unidos como Fuling Global, un fabricante chino de utensilios plásticos que fabrica vasos y pajitas de papel para restaurantes de Estados Unidos.
    
Después de que se anunciaron los aranceles de Trump, la compañía abrió una planta de 4 millones de dólares en la norteña ciudad de Monterrey, estado Nuevo León, que prevé en breve empezar a sus productos a Estados Unidos.
    
Las importaciones estadounidenses de productos mexicanos aumentaron 10% a casi 350,000 millones de dólares el año pasado, el crecimiento más rápido en siete años, lo que amplió el déficit comercial bilateral en 15% a más de 80,000 millones de dólares. Como esa compañía, muchas otras están trasladando su producción de Estados Unidos a México, lo que hace realidad el dicho popular de que "nadie sabe para quién trabaja".



Jamileth