Nacional - Economía

Informalidad alcanza máximo histórico

2019-08-15

Se trata del décimo trimestre consecutivo de avance en este segmento de empleo precario, a...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- La tasa de informalidad alcanzó su máximo histórico al abarcar al 56,3% de la población ocupada en el segundo trimestre del año, lo que representa un aumento anualizado del 1,6%, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
    
Se trata del décimo trimestre consecutivo de avance en este segmento de empleo precario, a pesar de que desde hace varios años el gobierno mexicano anunció una estrategia para brindar seguridad en el empleo y combatir este problema.
    
Las inquietantes cifras del informe del INEGI recién difundido ponen en blanco sobre negro las dimensiones que alcanza en México la denominada "economía subterránea" y la incapacidad del gobierno por frenar su expansión.
    
Casi 31 millones de personas componen este ejército de personas que trabajan sin beneficios laborales mínimos, incluida una pensión, la decimotercera mensualidad o el pago de horas extraordinarias, al margen de la seguridad social y el poder pertenecer a un sindicato que los defienda.
    
La mayoría de las personas que trabajan "en negro" en México son hombres (60,2%), en una proporción de 3 a 2 sobre las mujeres (39,8%).
    
Sin embargo, las tendencias revelan que la participación de los hombres se redujo 1%, mientras que la de las mujeres aumentó en esa proporción, algo que los expertos creen podría aumentar en el futuro.
    
En 2014, el entonces presidente Enrique Peña anunció el programa "Crezcamos juntos", que incluyó una reforma financiera a fin de "hacer atractiva la incorporación de los trabajadores a la formalidad".
    
"El trabajo informal reduce la productividad de la economía nacional, limita la expansión de los negocios, dificulta el desarrollo de las personas y pone en riesgo su futuro al imposibilitarles ahorrar para el futuro", señaló el mandatario en esa ocasión.
    
Sin embargo, cinco años después el esfuerzo para dar acceso a servicios médicos y sociales, pensión para el retiro, créditos hipotecarios para vivienda y para negocios a la mayoría de los trabajadores resultó un palmario fracaso.
    
El plan incluía descuentos a los empresarios en el pago del impuesto sobre la renta durante 10 años, apoyos económicos a los dueños de pequeños negocios, así como acceso a los programas de capacitación en el trabajo.
    
De acuerdo con estudios oficiales, los estados donde existen mayores niveles de pobreza son aquellos con un alto nivel de la población que trabaja en la informalidad.
    
La principal fuente de trabajo de la informalidad es el empleo doméstico, que emplea a 2,3 millones de personas (7% del total), según el INEGI.
    
El trabajo sin prestaciones ni beneficio alguno suele representar una "válvula de alivio" para el gobierno y explica por qué la tasa de desempleo es demasiado baja para un país en desarrollo como México, de apenas 3,49%.
    
La cifra es considerada por algunos expertos como "irreal" y se cree que resulta de una medición poco fiable del fenómeno de la desocupación, pues se considera empleado al que trabajó al menos una hora por semana.
    
En el segundo trimestre de 2019, las personas que desistieron en la búsqueda de empleo y las que quieren mejorar sus condiciones laborales sumaron 18 millones.
    
El informe de INEGI reveló que 2,01 de mexicanos se encuentran en busca de un empleo y un 5,66% están disponibles para trabajar pero ya no lo intentan por la frustración de no poder hallarlo.
    
La cifra de informalidad abarca tanto a personas laboran como vendedores ambulantes o son empleados domésticos como aquellos que trabajan en el gobierno o en una empresa privada pero se les paga sólo su sueldo sin beneficio alguno ni un contrato.
    
La precarización laboral en el país alcanzó cifras históricas en el primer trimestre de 2019, al reportar una tasa de 19% de la población ocupada que se encuentra en condiciones críticas en su empleo, ya sea porque percibe un bajo salario, o tiene una extensa jornada laboral o una combinación de ambas.
    
En mayo pasado, otro informe del INEGI sobre el tema reveló que "la precarización laboral en el país" alcanza a un 19% de la población ocupada "que se encuentra en condiciones críticas en su empleo, ya sea porque percibe un bajo salario, o tiene una extensa jornada laboral o una combinación de ambas".



Jamileth