Nacional - Economía

Alertan sobre riesgo de crecimiento cero

2019-10-29

"Existe una elevada probabilidad de que el producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El desplome en los ingresos de la petrolera mexicana PEMEX, la empresa insignia del gobierno, en lo que va del año, activó las alarmas en el país, y algunos expertos advirtieron que este resultado podría anticipar un crecimiento cero para México en este año.
    
"Existe una elevada probabilidad de que el producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre termine en terreno negativo", señaló en su cuenta de Twitter el vicegobernador del Banco de México (central), Jonathan Heath.
    
Las previsiones de crecimiento de México en 2019 inicialmente eran del 1% pero poco a poco han ido bajando hasta llegar al 0,40%, aunque algunos especialistas creen que no se descarta un crecimiento cero, aunque para 2020 se proyecta que sea de 2%.
    
Las pérdidas de PEMEX, que ascendieron a 700% entre enero y septiembre, se sumaron a una caída del 29,3% en las exportaciones petroleras en septiembre pasado respecto al mismo mes de 2018, el descenso anual más alto en 41 meses, lo que representa una racha de 11 retrocesos continuos.
    
Sin embargo, los mercados no reaccionaron negativamente con estos malos resultados de la petrolera, cuyo comportamiento suele incidir en toda la economía nacional, porque se vieron neutralizados con el aumento en la producción.
    
Los precios de los bonos emitidos por la petrolera mexicana, lejos de caer subieron 1% por ciento en los mercados internacionales desde ayer.
    
Los expertos atribuyeron la reacción positiva de los mercados a la trayectoria de la producción, que aumentó 5% entre enero y septiembre, para llegar a 1.705,000 barriles diarios, lo que marca un giro a una tendencia imperante desde 2003.
    
Además, la producción privada de crudo creció en 10,700 barriles por día, es decir 62%.
    
El director general de PEMEX Octavio Romero anunció asimismo que la empresa aumentará 20 campos nuevos de explotación de crudo cada año hasta 2024, lo que aumentaría la producción en 255,000 barriles diarios.
    
El informe dado a conocer ayer incluyó otros aspectos positivos como la reducción de la deuda financiera en 6,1% comparada con el cierre de 2018, principalmente por el prepago de pasivos realizado en el tercer trimestre en el mercado de bonos en dólares.
    
"Más allá de variables como el precio del crudo o la cotización del peso frente al dólar, lo determinante del futuro de PEMEX es la producción", señaló el economista Enrique Quintana, director del diario El Financiero. Sin embargo, advirtió que "sería un despropósito considerar que PEMEX ya sorteó los obstáculos y está del otro lado", algo que no ocurre "ni remotamente".
    
Según un informe difundido ayer, la empresa más grande de México, Petróleos Mexicanos (PEMEX), perdió de enero a septiembre, unos 9,000 millones de dólares contra 1.150 millones de dólares del mismo período del año anterior, es decir, sus entradas de dinero cayeron 7 veces en el período.
    
Quintana recuerda que la amenaza de una de las principales calificadoras mundiales, Moody's, bajé un escalón la calificación de los bonos de la petrolera y "con ello se pierda el grado de inversión y se produzca un incremento de las tasas de interés, es algo que sigue latente".
    
No obstante, destacó que hay hechos positivos adoptados por el gobierno como una reducción de impuestos a la petrolera, una mayor inversión y un aumento en la producción privada que permiten concluir que la empresa podría enfrentar "un buen escenario".
    
No obstante, advirtió que ahora falta por saber si el gobierno restablecerá las alianzas estratégicas con empresas extranjeras o no.
    
"Estamos en tiempo de disyuntivas. Veremos si el gobierno toma las decisiones correctas o acaba por hundir a PEMEX", indicó.
    
Otro analista, Sergio Sarmiento, calificó de "lamentables" las pérdidas de la empresa icónica del Estado y dijo que "la idea de tener una petrolera es ganar dinero, no perderlo".
    
La compañía gubernamental es la petrolera más endeudada del mundo con pasivos totales por 100,000 millones de dólares, los cuales crecieron casi 150,000 en la gestión del ex presidente Enrique Peña (2012-2018), según estadísticas oficiales.



Jamileth


Utilidades Para Usted de El Periódico de México