Nacional - Seguridad y Justicia

Asesinato de Abril atiza la indignación

2019-11-29

El asesinato de la mujer de 49 años levantó sobre todo oleadas de repudio sobre todo...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El asesinato de una mujer en un país con altos niveles de femicidio parece ya no suscitar mayores reacciones en medio de 13 años de violencia en ascenso, pero la muerte de Abril Pérez, el pasado 25 de noviembre, encendió como pocas veces la indignación general.
    
El asesinato de Abril Pérez Sagaón, mujer de 49 años, levantó sobre todo oleadas de repudio sobre todo contra el agresor, pero también contra el juez Federico Mosco que reclasificó el delito de abuso sexual que se le había imputado al marido, Juan Carlos García.
    
García había estado en prisión por tres meses luego de golpear con un bate de béisbol a su esposa mientras dormía e intentar degollarla.
    
Abril, que había sido acosada y vigilada por mucho tiempo por su marido, que sufría de celos enfermizos, murió frente a dos de sus hijos y acompañada de su abogado mientras se trasladaba por una vía rápida de la capital en un automóvil para asistir a una audiencia relacionada con su demanda de custodia.
    
Juan Carlos García estuvo casado por 25 años con Abril, durante los cuales sufrió de constantes arrebatos de violencia de parte de su pareja, un hombre con un alto perfil en el sector privado, que fue director de la filial de Amazon México y de la empresa de venta de productos para el hogar Elektra.
    
Irónicamente el asesinato de Abril, cuya fotografía acaparó las carátulas de la mayoría de los medios impresos y digitales e incluso marcó tendencia a través de las redes sociales, el mismo Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
    
Mientras un hombre armados a bordo de una motocicleta disparaba contra el vehículo donde se desplazaba con sus hijos, miles de mujeres marchaban por las calles más céntricas de la Ciudad de México gritando proclamas contra el machismo y el femicidio.
    
La propia Ana Cecy, hija de la víctima, llamó a su padre "sociópata narcisista" en un conmovedor mensaje desde su cuenta de Twitter, en el cual pidió que "se viralice" el caso, pues "es hora de la justicia".
    
"Mi mamá fue asesinada (...) después de haber luchado contra la violencia infligida por mi papá durante muchos años de su vida", indicó.
    
Diputados del oficialismo demandaron la destitución e inhabilitación de Federico Mosco, el juez de Control del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, que permitió a García, acusado inicialmente de tentativa de femicidio, salir de prisión.
    
La Procuraduría de la capital anunció a su vez que investigará a Mosco y a otro juez y un magistrado (juez de apelaciones) por su "modo de actuar en el caso" y promoverá una queja ante el Consejo de la Magistratura.
    
González estimó que el juez Mosco "violó todos los protocolos y tratados internacionales" y "excedió su facultad de interpretación".
    
Omar García, Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, señaló que se trató de un ataque directo y dijo que "cuando hablamos de violencia de género, tiene que haber sensibilidad muy grande de los jueces".
    
"No puede ser que esta mujer denuncia, siente que está en peligro de muerte por parte de su pareja, la Procuraduría va y lo presenta y después el juez lo libera", señaló a su vez la jefa de gobierno de la capital Claudia Sheinbaum.
    
La directora ejecutiva de la ONG Equis Justicia para las Mujeres, Ana Pecova, señaló que este caso exhibe la necesidad de que el poder judicial "sea transparente y sus sentencias sean públicas".
    
Apenas el pasado día 21, Sheinbaum decretó la Alerta de Género por Violencia en contra de las Mujeres en la Ciudad de México, ante el aumento de los femicidios, un novedoso mecanismo destinado a hacer "más visible el problema" el fenómeno y combatirlo mejor.
    
El abuso sexual y el asesinato de mujeres aumentaron 37 y 150%, respectivamente en los últimos cuatro años en el país y sólo en los últimos 12 meses murieron 3.123, según estadísticas oficiales.
    
"No me cuidan, me violan", "Ni una más, ni una más, ni una asesinada más" y "Vivas las queremos", son algunas de las consignas que se escucharon durante una de las últimas protesta contra la violencia hacia las mujeres en la capital mexicana, el pasado 16 de agosto.



Jamileth