Internacional - Seguridad y Justicia

El Pentágono prueba misil balístico que estaba prohibido

2019-12-13

Algunos activistas estadounidenses a favor del control de armas advirtieron que el lanzamiento...

Por ROBERT BURNS

WASHINGTON (AP) — El Pentágono probó el jueves un misil que estaba prohibido en el acuerdo que Estados Unidos y Rusia abandonaron a mediados del año.

Algunos activistas estadounidenses a favor del control de armas advirtieron que el lanzamiento podría desencadenar una carrera armamentística innecesaria con Moscú.

El misil balístico prototipo fue configurado para ser equipado con una ojiva no nuclear. El Pentágono se negó a revelar más detalles y se limitó a indicar que fue lanzado desde una “plataforma estática de lanzamiento” en la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, en California, y cayó en el Océano Pacífico. El Departamento de Defensa indicó que recorrió más de 800 kilómetros (500 millas).

El lanzamiento fue efectuado en medio de una creciente incertidumbre en torno al futuro del control de armas. Las últimas limitaciones restantes en el tratado de armas nucleares entre Estados Unidos y Rusia — el tratado New START de 2010 — expirarán en febrero de 2021. El pacto puede ser extendido hasta cinco años sin que se requiera renegociar sus cláusulas principales, algo en lo que el gobierno del presidente Donald Trump no ha mostrado mucho interés.

El Pentágono se negó a revelar el alcance máximo del misil probado. A principios del año, cuando las autoridades federales revelaron el plan de prueba, indicaron que sería de aproximadamente 3,000 a 4,000 kilómetros (1.860 a 2.480 millas), lo suficiente para alcanzar posibles blancos en China desde una base en Guam, por ejemplo. El Pentágono no ha decidido acerca de sus bases, y dejó entrever que pasarán al menos cinco años antes de que el misil esté listo para su despliegue.

El tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus iniciales en inglés) de 1987 prohíbe los misiles crucero y balísticos lanzados desde tierra con alcance de entre 500 y 5,500 kilómetros (310 a 3.417 millas). El gobierno de Trump eligió abandonar el tratado argumentando que, mientras que Estados Unidos se había apegado a las limitaciones del acuerdo, Rusia las violó al desplegar un misil crucero prohibido que apuntaba a aliados estadounidenses en Europa. Poco después de retirarse del pacto en agosto pasado, el Pentágono probó un misil crucero cuyo alcance estaba dentro de lo autorizado por el INF.

La embajada rusa en Washington no respondió de inmediato a una solicitud para que diera sus comentarios.



Jamileth


Utilidades Para Usted de El Periódico de México