Automotriz

Barcelona se blinda contra los coches más contaminantes

2019-12-31

Los niveles de contaminantes más altos se dan en Madrid y Barcelona, por eso la...

Clara Blanchar, El País

Barcelona se blindará a partir del día 2 de enero (el 1 es festivo) a los coches contaminantes, vetando la circulación a los que no tengan etiqueta ambiental de la DGT (los más antiguos). La capital catalana pondrá en marcha una de las mayores Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) de las alrededor de 250 áreas restringidas al tráfico que hay en Europa -y la más grande del sur-. La de Barcelona ocupa 20 veces el tamaño de Madrid Central, aunque es menos restrictiva que esta. Son 95 kilómetros cuadrados que comprenden Barcelona y partes de otros cuatro municipios. La ZBE es uno de los proyectos estrella de la alcaldesa Ada Colau y busca mejorar la salud de la población reduciendo la contaminación.

La polución genera unas 10,000 muertes prematuras en España, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud. Los niveles de contaminantes más altos se dan en Madrid y Barcelona, por eso la Comisión Europea ha amenazado a España con una multa millonaria si no se toman medidas en ambas ciudades. Las partículas en suspensión provocaron 350 muertes prematuras en 2018 en Barcelona, según los estudios de la Agencia de Salud Pública de la ciudad. Y si se amplía el foco a los 57 municipios que la rodean, otro estudio elevó a 3,500 las muertes provocadas por todos los contaminantes.

Institucionalmente, la restricción tiene un amplio consenso: la ideó el Ayuntamiento, la concretó y la gestionará el Área Metropolitana de Barcelona (AMB, que agrupa la capital y los 35 municipios de su entorno) y tiene pleno apoyo de la Generalitat de Catalunya. Con todo, Colau ha tenido que hacer concesiones, flexibilizando las restricciones, para conseguir los votos de la oposición con los que aprobar la ordenanza que regula el funcionamiento de la ZBE. El propio Ayuntamiento admite que la ZBE no será suficiente para la calidad del aire y estudia otras medidas como un peaje urbano, como hace Londres, mientras amplía la red de carriles bici y las supermanzanas (zonas cerradas al tráfico de no residentes).

Fuera de las instituciones, los ecologistas y entidades vecinales piden endurecer las restricciones y critican que el veto al coche contaminante fomentará una renovación del parque en lugar de una reducción. Patronales y asociaciones de transporte piden lo contrario, suavizar las restricciones y ayudas para nuevos vehículos. La restricción, además, llega sin todas las inversiones en infraestructuras del transporte prometidas, como carriles rápidos de alta ocupación en los accesos, y entre advertencias del RACC, el lobby automovilístico, de que los trenes de cercanías no podrán absorber la nueva demanda que se generará. Las mismas previsiones catastrofistas que hicieron con Madrid Central y que no se cumplieron. Estas son las claves de la ZBE.

¿Qué área comprende la Zona de Bajas Emisiones?

95 kilómetros cuadrados. Engloba las ciudades de Barcelona (salvo el polígono industrial de la Zona Franca y algunos barrios de montaña), Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià del Besòs y partes de Cornellà y Esplugues de Llobregat.

¿Cuál es el horario de las restricciones?

De 7.00 a 20.00, los días laborables.

¿Cómo se señalizará?

El Ayuntamiento, el AMB y el Servicio Catalán de Tráfico han instalado carteles informativos en todos los accesos de la ciudad. Además, las administraciones llevan semanas de intensa campaña informativa en medios de comunicación, estaciones de transporte y aparcamientos.

¿Qué objetivos persigue la ZBE?

Reducir la contaminación y mejorar la salud de la población. Las estimaciones apuntan a 50,000 coches menos circulando el primer año, un 2,8% menos de tráfico, y hasta 125,000 vehículos en cuatro años. En emisiones, la previsión es reducir un 15% las de óxidos de nitrógeno y un 6% las de CO2.

¿A quién afecta?

A todos los vehículos que no tienen etiqueta ambiental de la DGT, aunque el primer año solo se aplicará a turismos y motocicletas. El AMB señala que son entre un 14% y un 15% del parque circulante, en Barcelona y su entorno unos 115,000 vehículos. En el caso de los turismos, los afectados son los de gasolina anteriores al año 2000 (norma Euro 3) y los diésel anteriores a 2006 (Euro4).

¿Hay que llevar la etiqueta ambiental?

No es necesario, aunque las autoridades lo recomiendan para facilitar el trabajo a la Guardia Urbana.

¿Cómo se controlará?

El sistema de control para sancionar a los infractores será la lectura de matrículas en los accesos y dentro de la ciudad con 120 cámaras.

¿Y si jubilo el coche antiguo?

A las personas que den de baja vehículos antiguos la administración les facilita la T-Verde, una tarjeta de transporte para todas las zonas y viajes ilimitados durante tres años. Ya lo han hecho unas 5,000 personas.

¿Habrá multas?

En un primer momento solo se avisará a los infractores. A partir del 1 de abril, se multará con 100 euros a los vehículos ligeros sin etiqueta, y con 200 euros cuando entren durante un episodio de contaminación o para vehículos pesados. La sanción llegará a los 500 euros para vehículos pesados en episodio de contaminación. Si a un infractor se le detecta de nuevo pasados 90 minutos, se le volverá a multar.

¿Qué vehículos tienen un año de moratoria?

Durante el primer año de la ZBE, no se aplicarán las restricciones a los vehículos profesionales: furgonetas, camiones y autobuses y autocares. La moratoria busca no castigar a quienes utilizan el vehículo para trabajar y dar tiempo para actualizar las flotas. Colau ha eximido también a los autónomos que ingresen menos de 8,000 euros y necesiten el coche para trabajar.

¿Qué vehículos están exentos de la restricción?

Aunque no tengan etiqueta ambiental podrán circular los de emergencias (cuerpos de seguridad, bomberos, ambulancias), los funerarios o médicos, los vehículos de personas movilidad reducida, los que transportan caudales, las unidades móviles de televisiones y radios, los vehículos con cámaras refrigeradas alimentarias, con laboratorio, antiguas camionetas que sirven comida (foodtrucks), de feriantes, las grúas, hormigoneras, y vehículos que son bibliotecas. También están exentos turismos de pacientes que siguen tratamientos médicos o que no pueden utilizar el transporte público (afectados por sensibilidad química múltiple). Tendrán que registrarse para circular.

¿Habrá permisos puntuales para circular?

Sí. Pese a la prohibición, cualquier vehículo afectado por la restricción podrá circular 10 veces al año, registrándose en la web zbe.barcelona. El permiso costará dos euros.

¿Y los coches históricos?

Solo podrán circular cuando organicen encuentros, paseos o competiciones en grupo.

¿Y si soy de fuera de Barcelona?

El criterio es el mismo: la etiqueta ambiental. Si no se tiene, se podrán solicitar los 10 permisos anuales.

¿Puedo acceder si voy a un hotel?

Cualquier vehículo de los turistas deberá inscribirse en registro metropolitano. Si, por matrícula, cumple los requisitos técnicos, se le dará de alta durante dos años. Si no cumple, podrá pedir —como todo el mundo— 10 autorizaciones anuales, que le costarán cinco euros cada una para las matrículas extranjeras. No hay excepciones diferentes para clientes de hoteles o pensiones.

Entonces, ¿cómo puedo ir al centro de Barcelona?

La capital catalana tiene una potente rede de transporte público, con siete líneas de metro, dos de tranvía, 124 líneas de autobús y cercanías, taxis, VTC y 400 estaciones de bicicleta pública, denominadas Bicing.



Jamileth
Utilidades Para Usted de El Periódico de México