Reflexiones

Versículos de la Biblia sobre el Arrepentimiento y la Conversión

2020-04-17

Es por ello que estas advertencias bíblicas resultan oportunas para tenerlas en cuenta para...

José María Jordán, Fraternidad Católica

Seguramente, como una gran mayoría, no tenemos tiempo para leer la Biblia, por ello, ante la situación de temores y miedo que el mundo esta sintiendo por la pandemia del coronavirus, y sobre los cuestionamientos que surgen sobre la inquietud de una época que se asemeja al Apocalipsis, si es o pudiera ser el fin del mundo; he destacado en esta página algunos versículos de la Biblia que hablan sobre el Arrepentimiento y la Conversión a la que Dios nos invita en este tiempo, en que muchos habitantes de este mundo, incluyendo gobernantes y líderes religiosos, súbitamente, ante la propagación imparable del virus están clamando al Padre, Creador y Todopoderoso Señor Dios nuestro. Miedo y temor no tanto al contagio del virus invisible, sino a la muerte como consecuencia del contagio de la epidemia. Más todavía, sobre la economía mundial y la personal, al desempleo y demás privaciones, escaseces que puedan presentarse más adelante, luego de un prolongado e inusitado confinamiento que se asemeja a la perdida de la libertad. Jamás imaginamos vivir en estas circunstancias y ante semejantes inminencias. Y, de hecho, el fin del mundo llegó para los más de 150,000 que ya han muerto durante este tiempo que dura la pandemia. Un dato que pasa desapercibido es el que se refiere a otro tipo de enfermedades infecciosas en todo el mundo, que cobra la muerte de 40,000 personas diariamente, sin contar las que son por el coronavirus. Anualmente suman 14 millones las que mueren por otro tipo de múltiples infecciones. 

Hoy, ante la amenaza imperceptible, en donde la vida se enfrenta a la muerte, la mayoría de la población se encomienda como pocas veces a Dios, y este virus ha ejercido un poder milagroso de conversión y arrepentimiento, de evangelización, que difícilmente han logrado los predicadores del Evangelio con sus feligreses, incluso algunos ateos y agnósticos comienzan a encomendarse al Señor Omnipotente, al Padre Todopoderoso,  ante el miedo que sienten en el confinamiento que están viviendo y hostigados por el cumulo de noticias que dan cuenta de cientos de miles de muertos y millones de contagios en todo el mundo. Más aún por la incertidumbre de que hasta ahora no existe la vacuna que nos inmunice de la infección.

Es por ello que estas advertencias bíblicas resultan oportunas para tenerlas en cuenta para encontrar en ellas la respuesta del porqué de lo que está sucediendo. Luego, tal vez, con estas referencias y con facilidad podemos remitirnos a la Biblia y encontrar el contexto de estos versículos. Las explicaciones que nadie puede darnos las encontramos precisamente en las Sagradas Escrituras. Arrepentimiento y conversión es lo que proclaman a fin de encontrar el ánimo y la fe en ellas.

ANTIGUO TESTAMENTO

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra”. 2 Crónicas 7:14

“El Señor su Dios es compasivo y misericordioso. Si ustedes se vuelven a él, jamás los abandonará “. 2 Crónicas 30:9b

“Respondan a mis reprensiones, y yo les abriré mi corazón; les daré a conocer mis pensamientos“. Proverbios 1:23

“Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón“. Proverbios 28:13

“Respondan a mis reprensiones, y yo les abriré mi corazón; les daré a conocer mis pensamientos“. Proverbios 1:23   

“Más dichosos fueron los muertos a espada que los muertos por el hambre; Porque éstos murieron poco a poco por falta de los frutos de la tierra“. Lamentaciones 4:9

“Si en verdad enmiendan su conducta y sus acciones, si en verdad practican la justicia los unos con los otros, si no oprimen al extranjero ni al huérfano ni a la viuda, si no derraman sangre inocente en este lugar, ni siguen a otros dioses para su propio mal, entonces los dejaré seguir viviendo en este país, en la tierra que di a sus antepasados para siempre“. Jeremías 7:5-7

«Ahora bien —afirma el Señor—, vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos». Joel 2:12   

“Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga“. Joel 2:13

“Si el malvado se arrepiente de todos los pecados que ha cometido, y obedece todos mis decretos y practica el derecho y la justicia, no morirá“. Ezequiel 18:21

“Arrepiéntanse y apártense de todas sus maldades, para que el pecado no les acarree la ruina“. Ezequiel 18:30b  

“Yo no quiero la muerte de nadie. ¡Conviértanse, y vivirán! Lo afirma el Señor omnipotente“. Ezequiel 18:32

“Vuélvanse a mí, y yo me volveré a ustedes —afirma el Señor Todopoderoso—“. Zacarías 1:3b  

“Vuelve a mí, que te he redimido“. Isaías 44:22

“Que abandone el malvado su camino, y el perverso sus pensamientos. Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios, que es generoso para perdonar, y de él recibirá misericordia“. Isaías 55:7   

“No sean como sus antepasados, a quienes les proclamaron los profetas de antaño que así dice el Señor Todopoderoso: ‘Vuélvanse de su mala conducta y de sus malas prácticas’. Porque ellos no me obedecieron ni me prestaron atención —afirma el Señor—“. Zacarías 1:4

NUEVO TESTAMENTO

“No he venido a llamar a justos, sino a pecadores para que se arrepientan“. Lucas 5:32  

“¡Les digo que no! De la misma manera, todos ustedes perecerán, a menos que se arrepientan“. Lucas 13:3  

“Les digo que así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse“. Lucas 15:7

“Les digo que así mismo se alegra Dios con sus ángeles por un pecador que se arrepiente“. Lucas 15:10

«¡Si también tú conocieras en este día el mensaje de paz! Pero ahora ha quedado oculto a tus ojos. Porque vendrán días sobre ti, en que tus enemigos te rodearán de empalizadas, te cercarán y te apretarán por todas partes, y te estrellarán contra el suelo a ti y a tus hijos que estén dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has conocido el tiempo de tu visita».Lucas 19,41-44

«Se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá grandes terremotos, peste y hambre en diversos lugares, habrá cosas espantosas, y grandes señales del cielo. Pero, antes de todo esto, os echarán mano y os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y cárceles y llevándoos ante reyes y gobernadores por mi nombre; esto os sucederá para que deis testimonio». Lucas 21,10-13

“Produzcan frutos que demuestren arrepentimiento“. Mateo 3:8

«Desde entonces comenzó Jesús a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca.» Mateo 4:17

“Pero vayan y aprendan lo que significa: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios.” Porque no he venido a llamar a justos sino a pecadores“. Mateo 9:13

«Se ha cumplido el tiempo —decía—. El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!» Marcos 1:15

“Vuelvan a su sano juicio, como conviene, y dejen de pecar. En efecto, hay algunos de ustedes que no tienen conocimiento de Dios; para vergüenza de ustedes lo digo“. 1 Corintios 15:34

“Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría“. Colosenses 3:5    

“Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, y se han puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su creador“. Colosenses 3:9-10  

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad“. 1 Juan 1:9

“—Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo“. Hechos 2:38

“Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor“. Hechos 3:19

“Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan“. Hechos 17:30

“Pablo les explicó: El bautismo de Juan no era más que un bautismo de arrepentimiento. Él le decía al pueblo que creyera en el que venía después de él, es decir, en Jesús". Hechos 19:4

“Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida“. Santiago 1:21    

“Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón! “ Santiago 4:8

"Pues, aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue ensombrecido. Profesando ser sabios, se volvieron necios". Romanos 1:21

"Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó". Romanos 1:22

“No ofrezcan los miembros de su cuerpo al pecado como instrumentos de injusticia; al contrario, ofrézcanse más bien a Dios como quienes han vuelto de la muerte a la vida, presentando los miembros de su cuerpo como instrumentos de justicia“. Romanos 6:13

“El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan“. 2 Pedro 3:9

“Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Por lo tanto, sé fervoroso y arrepiéntete. Apocalipsis 3:19



JMRS
Utilidades Para Usted de El Periódico de México