Agropecuaria

Trabajadores de agroindustria de Argentina levantan huelga por orden del Gobierno

2020-10-14

El mes pasado Urgara realizó una huelga de 24 horas que interrumpió los embarques en...

Por Maximilian Heath, Hugh Bronstein | Reuters

BUENOS AIRES, 14 oct (Reuters) - Un sindicato de trabajadores aceiteros de Argentina informó el miércoles que suspendió una huelga por mejoras salariales, que afectaba la molienda de empresas agroexportadoras internacionales, por orden del Gobierno nacional para que continúen negociaciones con las compañías del sector.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso había iniciado la protesta en el mediodía del martes, deteniendo la actividad de plantas de Cargill, LDC y Bunge, aunque no tuvo impacto en el polo agroindustrial del norte de Rosario, donde se concentra la molienda de granos argentina.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja.

“La medida dictada por la cartera laboral establece la vigencia de la Conciliación Obligatoria a partir de las 13 horas (1600 GMT) del día de hoy, miércoles 14 de octubre de 2020, y la realización de una audiencia (con las empresas) para el próximo martes 20 de octubre”, dijo la Federación en un comunicado.

El Gobierno argentino suele intentar impedir que se prolonguen los conflictos laborales en el sector agroexportador, clave para la llegada de las divisas que el país tanto necesita tras dos años de recesión y en medio de una crisis.

A su vez, el miércoles la Federación de aceiteros y el sindicato de trabajadores técnicos de puertos de granos Urgara dijeron en un comunicado conjunto que comenzarán a coordinar sus acciones en cuanto a reclamos laborales.

El mes pasado Urgara realizó una huelga de 24 horas que interrumpió los embarques en muchas terminales del país y que también fue suspendida por orden del Gobierno.

“(Decidimos) acompañarnos y respaldarnos solidariamente en la lucha en pos de nuestros reclamos y/o negociaciones frente a las empresas y cámaras patronales”, según el comunicado firmado por la Federación y Urgara.



maria-jose