Internacional - Población

Después del calor, llega el fuego al oeste de Canadá: hay más de 200 focos activos

2021-07-07

Más de 100 bomberos de las provincias de Ontario, Quebec y Nuevo Brunswick han llegado a...

Jaime Porras Ferreyra | El País

Montreal - La ola de calor que afectó al oeste de Canadá ha dejado un terreno propicio para la propagación de las llamas. Este martes, el Servicio de Incendios Forestales de Columbia Británica informó de que hay 212 fuegos activos, la mayoría en el sur de esta provincia canadiense. Dos tercios de los mismos han sido clasificados como fuera de control. Las autoridades han emitido órdenes de evacuación en decenas de comunidades.

Más de 100 bomberos de las provincias de Ontario, Quebec y Nuevo Brunswick han llegado a Columbia Británica para ayudar en las tareas. Este domingo, Bill Blair, ministro de Seguridad Pública de Canadá, señaló que las Fuerzas Armadas proporcionarán apoyo aéreo en las zonas afectadas por los incendios. “Dado que el cambio climático lleva a un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo, nuestro Gobierno siempre estará presente para mantener a salvo a los canadienses”, escribió Blair en Twitter.

La localidad de Lytton ocupó espacios en la prensa de medio mundo por haber roto durante tres días consecutivos la marca de calor en Canadá. El 29 de junio, el mercurio del termómetro llegó a 49,6 grados. Un día después, las llamas comenzaron a propagarse en este pueblo. Dos personas murieron y el 90% de las viviendas ardió. Este lunes, el Servicio de Incendios Forestales de Columbia Británica anunció que el incendio fue “probablemente causado por la actividad humana”. Las pesquisas continúan. Justin Trudeau, primer ministro canadiense, declaró que el Gobierno federal brindará todo el apoyo necesario para la reconstrucción de Lytton.

El ministerio de Medio Ambiente de Canadá emitió una alerta relacionada con la calidad del aire en esta provincia a causa de los incendios forestales. El ministerio subrayó que las personas pueden experimentar distintos problemas, tales como “aumento de la tos, irritación de garganta, dolores de cabeza o falta de aire”. Los niños, las personas mayores y los individuos con padecimientos pulmonares o cardiacos están especialmente en riesgo.

La denominada “cúpula de calor” ha dejado un rastro mortífero, especialmente en Columbia Británica. De acuerdo al Servicio Forense de la provincia, entre el 25 de junio y el dos de julio, 719 personas perdieron la vida de manera súbita; un promedio tres veces más elevado que en otras fechas. Los servicios de emergencia en Alberta, Saskatchewan y Manitoba han recibido un número de llamadas sin precedentes tras los elevados registros en los termómetros. La canícula ha afectado de igual manera al noroeste de Estados Unidos, donde se cuentan al menos 100 decesos. La ola de calor llegó el fin de semana al norte de Ontario. Thunder Bay superó este sábado los 34,3 grados, una nueva marca en esta ciudad. Sin embargo, el ministerio de Medio Ambiente de Canadá ha informado de que las temperaturas en estas coordenadas descenderán considerablemente a partir de la tarde de este martes.



Jamileth