Salud

Argentina registra caso de hepatitis aguda desconocida

2022-05-05

En un comunicado, la cartera de salud argentina señaló que el caso se...

 

BUENOS AIRES (AP) — El Ministerio de Salud de Argentina informó el jueves que se detectó el primer caso de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un niño de 8 años mientras que las autoridades de Panamá investigan si un menor está aquejado de la enfermedad.

En un comunicado, la cartera de salud argentina señaló que el caso se diagnosticó en el Hospital de Niños del norte de la ciudad de Rosario, a unos 300 kilómetros de Buenos Aires.

“Se procura establecer las posibles causas luego de que los estudios de laboratorio realizados hasta el momento dieran resultados negativos en relación a los virus que usualmente generan esta enfermedad”, informó por su parte el Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe, donde se encuentra Rosario.

En tanto, el Ministerio de Salud de Panamá informó que el Departamento de Epidemiología investiga un posible caso de hepatitis aguda en un niño de dos años. Se activó la vigilancia epidemiológica, ya que el menor presentó síntomas como fiebre de 38 grados, erupciones en la piel y coloración amarilla.

La misteriosa enfermedad del hígado que ha afectado a cientos de niños previamente sanos de distintos continentes ha causado por lo menos una muerte, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo la víspera que hay más de 220 casos probables en unos 20 países, principalmente de Europa, y también de la región del Pacífico Occidental, el Sudeste Asiático y las Américas. Hasta ese momento el único país del continente americano que había reportado casos era Estados Unidos -un total de nueve-.

La primera notificación sobre un incremento de casos de hepatitis aguda en niños sanos de menos de 10 años fue recibida por la OMS el 5 de abril, cuando el Reino Unido reportó un caso en Escocia al que luego se sumaron otros bajo investigación en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte.

En general los síntomas de la enfermedad son inflamación del hígado aguda, a menudo con ictericia y a veces precedida de síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, diarrea y vómitos, explicó el doctor Enrique Pérez, gerente de Incidente para COVID-19 y jefe de información sobre emergencias sanitarias de la OPS.

Ninguno de los niños enfermos tuvo fiebre ni se ha observado que estuvieran aquejados por los virus de la hepatitis A, B, C, D y E.

Según el experto, las hipótesis sobre los efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19 en estos casos raros de hepatitis están excluidas, ya que la mayor parte de los niños afectados no recibieron inmunizantes contra el nuevo coronavirus.



Jamileth