Valores Morales

¡La paz sea con ustedes!

2022-06-05

Así pues, reflexionemos sobre el don de la paz que Jesús ofreció a sus...

José María Jordán, Fraternidad Católica

Cuando Jesús saludó a los apóstoles aquel primer Domingo de Resurrección, pudo haberlo hecho de muchas maneras más espectaculares o altisonantes, pero escogió una sencilla frase: “¡La paz sea con ustedes!” Decidió más bien saludarlos tal como lo había hecho día a día cuando convivía con ellos.

Así pues, reflexionemos sobre el don de la paz que Jesús ofreció a sus apóstoles y veamos cómo podemos tener nosotros la misma paz de hoy en adelante. Mientras permanezcamos unidos a él, su paz estará con nosotros.

Si leemos este saludo y no lo pensamos mucho, se nos puede pasar por alto lo que nos quiere decir.

Pero, que es, que significa verdaderamente "La Paz", como debemos entenderla y sentirla. Una sola palabra que denotas varias definiciones. Estas son algunas de ellas para entenderla mejor y ampliar el entendimiento y su comprensión.

Paz

¿Cuál es el significado de la paz?

Es generalmente definida, en sentido positivo, como un estado de tranquilidad o quietud, y en sentido opuesto inquietud, violencia o guerra. La palabra «paz» en la Biblia tiene varias conotaciones. En el Antiguo Testamento se menciona 82 veces, y en los Evangelios, en el Nuevo Testamento, en 52 ocasiones. Para Jesús era -esa sola palabra- su saludo "preferido" siempre al principio y al final del encuentro con cualquiera en su camino, fuera quien fuera. Era de todos, su mejor deseo: La Paz. El deseo de la verdadera felicidad.

Sinónimos de Paz:

Tranquilidad, Sosiego, Quietud, Calma, Reposo, Concordia, Armonía, Acuerdo, Satisfacción, Felicidad

Tranquilidad

La tranquilidad es el estado de calma, serenidad o paz, que experimenta una determinada persona o individuo. La tranquilidad es sinónimo de bienestar, calma, apacibilidad, placidez, quietud, relajación, reposo, serenidad, silencio, plenitud y sosiego, por eso la tranquilidad es definida como el estado de calma, de despreocupación o de paz, que sentimos en un momento o tiempo y lugar determinado, esta es una cualidad del ser humano que actuar con paciencia, prudencia, sin alterarse, tomándose el tiempo necesario para realizar todas sus cosas sin preocupación o precipitación alguna.

Sosiego

Sosiego es un término que se utiliza como sinónimo de calma, placidez o paz. Cuando algo está sosegado, por lo tanto, se encuentra tranquilo, sereno o inmóvil. Por ejemplo: “Después de la tormenta, llegó el momento del sosiego”.

Quietud

Quietud es un término que procede de quietudo, un vocablo latino. El concepto se emplea para nombrar a aquello que no se mueve y que, por lo tanto, se encuentra en un estado de reposo.

Calma

Un estado de quietud, serenidad, sosiego o reposo.

Reposo

Lo habitual es que el reposo se asocie a una pausa en las obligaciones o en las actividades. Es el estado en el cual un individuo no está tensionado si no que, por el contrario, se encuentra relajado.

Concordia

La concordia es aquella relación que se establece en forma pacífica, respetuosa y ordenada entre seres inanimados y más en general, animados, especialmente entre las personas

Armonía

La armonía también es la amistad y la buena correspondencia. Cuando dos personas están en armonía, no tienen problemas entre ellas, sino que mantienen una relación pacífica que no genera inconvenientes

Es habitual que se hable de la armonía familiar. En este caso, se establece que para conseguirla hay que apostar por conseguir que cada miembro tenga su espacio, que exista organización y orden, que se opte por la tolerancia y el respeto…

En el lenguaje coloquial, el término se usa como sinónimo de paz interior o calma

Acuerdo

La expresión estar de acuerdo se utiliza para indicar que una persona entiende y comparte el parecer de otra, o que comprende y acepta una decisión o una medida, o bien que dos o más personas se entienden mutuamente.

Felicidad

La felicidad es un estado del ánimo que supone una satisfacción. Quien está feliz se siente a gusto, contento y complacido. El ser humano suele sentir felicidad cuando alcanza sus objetivos y cuando logra solucionar los distintos retos que se enfrenta en su vida cotidiana. En los casos en que esto no se logra, se produce la frustración que lleva a la pérdida de la felicidad. En el sentido espiritual, es un estado del alma donde el ser se siente en paz. Este estado puede alcanzarse con una relación personal o con el vínculo con los seres queridos, por ejemplo.

Satisfacción

Se entiende la satisfacción como un estado mental que se produce por la optimización de la retroalimentación cerebral. Diferentes regiones del cerebro compensan su potencial energético y brindan la sensación de plenitud.

Al alcanzar la satisfacción, el funcionamiento mental del ser humano se encuentra en armonía. La satisfacción contribuye a la felicidad mientras que, por el contrario, la insatisfacción genera sufrimiento.

"Tiempo de paz"

Situación o estado en que no hay guerra ni luchas entre dos o más partes enfrentadas.

¿Qué significa la palabra paz en la Biblia?

Su sentido bíblico apunta a un bienestar total, a la armonía del grupo humano y de cada uno de los individuos con Dios, con el mundo material, con los grupos e individuos y consigo mismo, en la abundancia y en la certeza de la salud, de la riqueza, de la tranquilidad, del honor humano, de la bendición divina y, en una comunión fraterna.

Citas Evangélicas

Juan 20:21,26

¡La paz sea con ustedes!

Lucas 1:79

Para dar luz a los que viven en tinieblas, en la más terrible oscuridad, para guiar nuestros pasos por la senda de la paz».

Lucas 2:14

«Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad».

Juan 14:27

La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.

Romanos 8:6

La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz.

Romanos 14:19

Por lo tanto, esforcémonos por promover todo lo que conduzca a la paz y a la mutua edificación.

Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Efesios 4:3

Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.

Filipenses 4:7

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Colosenses 3:15

Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos.

2 Tesalonicenses 3:16

Que el Señor de paz les conceda su paz siempre y en todas las circunstancias. El Señor sea con todos ustedes.

1 Timoteo 2:2

Especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna.

2 Timoteo 2:22

Huye de las malas pasiones de la juventud, y esmérate en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, junto con los que invocan al Señor con un corazón limpio.

Tito 3:2

A no hablar mal de nadie, sino a buscar la paz y ser respetuosos, demostrando plena humildad en su trato con todo el mundo.

Advertencia a los que rechazan a Dios

Hebreos 12:14

Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Santiago 3:18

En fin, el fruto de la justicia se siembra en paz para los que hacen la paz.

1 Pedro 3:10-12

«El que quiera amar la vida y gozar de días felices, que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños; que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga. Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra los que hacen el mal».

2 Pedro 1:2

Que abunden en ustedes la gracia y la paz por medio del conocimiento que tienen de Dios y de Jesús nuestro Señor.

2 Juan 1:3

La gracia, la misericordia y la paz de Dios el Padre y de Jesucristo, el Hijo del Padre, estarán con nosotros en verdad y en amor.

Estar en paz, es estar con Dios; si Dios está con nosotros, estaremos en paz: tranquilos, sosegados, quietos, calmados, reposados, cordiales, armoniosos, satisfechos, y en suma, felices. Es lo que  todo mundo busca y no encuentra.



JMRS