Tras Bambalinas

Causas de la migración

2019-06-14

Lo que ha ocurrido es que la crisis estructural que afecta al capitalismo desde los setenta, tiene...

Por Magdalena Galindo | Revista Siempre

Ahora que el problema migratorio y las amenazas del presidente Trump provocaron un conflicto grave en las relaciones entre México y Estados Unidos, poco se ha hablado de las causas de fondo de la explosión de las migraciones en el mundo. Lo paradójico del asunto es que ha sido precisamente la estrategia seguida por los países altamente industrializados, la que ha provocado el masivo aumento de las corrientes migratorias, que hoy se han convertido en uno de los problemas más arduos y de difícil solución para esos países.

Lo que ha ocurrido es que la crisis estructural que afecta al capitalismo desde los setenta, tiene como causa la caída de la tasa de ganancia de las empresas. Para recuperar su tasa de ganancia, el gran capital financiero internacional emprendió dos grandes ofensivas: una, contra los trabajadores, incluidos los de sus propios países, y otra, contra los países subdesarrollados.

En primera instancia puede afirmarse que la ofensiva contra los países subdesarrollados fue exitosa para el capital financiero internacional, pues consiguió una transferencia de recursos que elevó su tasa de ganancia. No obstante, el consecuente empobrecimiento sufrido por los trabajadores de los países subdesarrollados ha generado las migraciones masivas. El fenómeno ha alcanzado tal magnitud, (se calcula que hoy existen en el mundo 258 millones de migrantes), que los investigadores lo han caracterizado como neonomadismo. La ofensiva, entonces, exitosa en cuanto a las ganancias, ha desembocado en uno de los problemas más difíciles para los países altamente industrializados. En los últimos tiempos, lo mismo Italia, que Alemania o Estados Unidos no han encontrado una solución para las migraciones de millones de personas agobiadas por la pobreza y el hambre, provocadas por la crisis económica y la extracción de riqueza de sus países.

También hay que mencionar que esas grandes corrientes humanas se han convertido en una fuente de enriquecimiento para la delincuencia organizada, de tal modo que hoy el tráfico de personas es la segunda rama más importante y más lucrativa, después del narcotráfico, de lo que se ha llamado el capitalismo criminal.

Para México, el problema es muy grave, pues el neoliberalismo determinó una migración masiva de nuestros connacionales (se calcula que hay alrededor de 36 millones de mexicanos trabajando en Estados Unidos) y nuestro país es territorio de paso para cientos de miles de centroamericanos hacia su destino.

La llegada de prácticas neofacistas a Estados Unidos, ha provocado una crisis. La amenaza de imposición de aranceles constituyó una medida de presión, que al margen del bluff, es el arma que ha aplicado Trump lo mismo contra China que contra Europa y, también, contra Canadá y contra México. Los aranceles finalmente hubieran afectado a Estados Unidos, pues hay que recordar que las exportaciones que se realizan desde México, corresponden, en alrededor de un 80 por ciento a empresas extranjeras, principalmente estadounidenses. Pero en lo inmediato hubiera determinado un agudo problema para la economía mexicana.

Por eso, es una buena noticia que, al menos, se haya acordado detener los aranceles. Sin embargo, es evidente que hay costos para México. En cuanto al despliegue de la Guardia Nacional, falta ver en concreto si efectivamente se respetan los derechos humanos. En la aceptación de los migrantes en espera de la resolución de sus casos, es sólo una respuesta humanitaria ante la política de EU, que ya la está aplicando de facto, de expulsar a esos migrantes de su territorio. Además, queda pendiente la amenaza de revisar los resultados en tres meses. Por lo pronto, se logró evitar los aranceles y, también, una guerra comercial en la que perderíamos mucho más.



regina