Internacional - Seguridad y Justicia

Zelenskyy visita zona anegada por derrumbe de represa, reportan 5 muertos en zona ocupada

2023-06-08

Los funcionarios dicen que han evacuado a más de 6,000 personas de decenas de ciudades,...

Por VASILISA STEPANENKO y JAMEY KEATEN

JERSÓN, Ucrania (AP) — Cinco habitantes de una ciudad ocupada por Rusia junto a una presa semidestruida han muerto a raíz de las enormes inundaciones provocadas por la catástrofe, dijo el jueves el alcalde designado por el Kremlin, en el primer informe oficial de muertes en una de las mayores crisis ambientales desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania hace más de 15 meses.

Vladimir Leontyev, el alcalde designado por Rusia de Nova Kajovka, dijo a la TV estatal rusa que se había hallado a otras dos personas desaparecidas desde que se descubrió la brecha el martes y se intentaba evacuarlas.

Los funcionarios dicen que han evacuado a más de 6,000 personas de decenas de ciudades, pueblos y aldeas en las márgenes del río Dniéper, una controlada por Ucrania y la otra por Rusia. El río ha pasado a ser parte del frente de batalla.

El derrumbe de la presa hidroeléctrica Kajova y el vaciamiento de su represa en el río se han sumado a las penurias de una región sometida a ataques de artillería y misiles durante más de un año. Rescatistas llevan agua potable a los habitantes y les advierten que el agua contaminada puede causar enfermedades.

Miles de personas han perdido su hogar, tierras de labranza están arruinadas, el acceso a la electricidad y las redes de telefonía celular está restringido o directamente interrumpido y el torrente ha desplazado minas terrestres, dicen las autoridades.

En la margen occidental del Dniéper, bajo control ucraniano, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, llegó para evaluar la respuesta a los daños, la evacuación de civiles y la distribución de agua y ayuda.

Después de visitar un centro de distribución y una instalación médica, Zelenskyy ordenó una “evaluación justa” de los daños causados por las inundaciones y la elaboración de un plan para compensar a los habitantes que han sufrido daños, dijo su oficina.

Por el momento no se conoce la verdadera magnitud del desastre en una zona en la que vivían más de 60,000 personas.



Jamileth