Internacional - Política

Seúl cooperará con CPI sobre los posibles crímenes de guerra norcoreanos

2010-12-07

Según la agencia surcoreana Yonhap, un portavoz del Gobierno de Seúl indicó que "esto no es...

Seúl, (EFE).- Seúl dijo hoy que cooperará activamente con la Corte Penal Internacional (CPI) en sus pesquisas sobre posibles crímenes de guerra cometidos por Corea del Norte en los "incidentes criminales" del buque "Cheonan" y la isla surcoreana de Yeonpyeong.

La oficina del fiscal de la CPI, con base en La Haya (Holanda), dijo ayer que ha iniciado un examen preliminar para determinar si conciernen a la competencia de la Corte, tras recibir comunicaciones que apuntan a que las fuerzas armadas norcoreanas habrían cometido "crímenes de guerra" en el territorio de la República de Corea.

Según la agencia surcoreana Yonhap, un portavoz del Gobierno de Seúl indicó que "esto no es algo en lo que el Gobierno esté directamente implicado, pero la postura básica es proveer cooperación activa y facilitar información".

"Es nuestra obligación como parte de la CPI y somos la nación directamente afectada por los dos incidentes", agregó.

Los dos sucesos que serán examinados por la CPI son el ataque del régimen comunista norcoreano con obuses del 23 de noviembre a la isla surcoreana de Yeonpyeong, contestado por artillería surcoreana y que causó dos bajas militares y dos civiles.

El otro caso es el hundimiento el 26 de marzo del navío de guerra surcoreano "Cheonan" en el Mar Amarillo (Mar Occidental), que causó la muerte de 46 tripulantes y del que Seúl culpa a un torpedo norcoreano, algo que Pyongyang niega.

El CPI dijo que ha abierto un examen preliminar tras recibir comunicaciones que alegan que las Fuerzas Armadas de Corea del Norte cometieron crímenes de guerra y explicó que, tras las pesquisas, se decidirá si abrir una investigación formal en esos dos casos.

Según Yonhap, fuentes del Ministerio de Exteriores de Corea del Sur negaron que el Gobierno surcoreano esté detrás de esa comunicación.

El ataque a Yeonpyeong, que también dejó casi una veintena de heridos y numerosos daños materiales en la isla, fue el primero a territorio surcoreano del régimen de Kim Jong-il desde el fin de la Guerra de Corea (1950-1953).

Ese conflicto bélico concluyó con la firma de un armisticio y no de un tratado de paz, por lo que ambas Coreas siguen técnicamente en guerra.



TRO