Internacional - Seguridad y Justicia

Comandantede EU dice que el bombardeo al hospital en Afganistàn fue un error

2015-10-06

Christopher Stokes, director general de Médicos sin Fronteras, dijo que "no puede haber...

 DEB RIECHMANN

WASHINGTON (AP) — Las fuerzas estadounidenses atacaron un hospital en el norte de Afganistán el fin de semana, en el que mataron a por lo menos 22 personas, a pesar de "rigurosos" procedimientos destinados a evitar ese tipo de errores, afirmó el martes el comandante supremo de Estados Unidos en Afganistán, el general John Campbell.

El jefe militar dijo a una comisión del Senado que las fuerzas afganas solicitaron apoyo aéreo el sábado mientras combatían con el Talibán en la ciudad de Kunduz en una comunicación a las fuerzas estadounidenses especiales en el lugar. Estas fuerzas tomaron contacto con el avión artillado AC-130 que atacó el hospital, precisó.

"Para ser claros, se trató de una decisión estadounidense, adoptada dentro de la cadena de comando estadounidense", afirmó Campbell. "El hospital fue atacado por error. Jamás atacaríamos intencionalmente una instalación médica protegida".

El hospital era operado por la organización de caridad Médicos sin Fronteras.

En su comparecencia ante la Comisión de Servicios Armados del Senado, Campbell dijo que no podía dar más detalles sobre lo que ocurrió, ni quién pudo haber fallado al no cumplir con los procedimientos para evitar ataques a hospitales y aclaró que debía aguardar el resultado de varias investigaciones.

Campbell había revelado el lunes que las fuerzas afganas solicitaron el ataque aéreo.

"Aunque los afganos solicitaron ese apoyo, (la solicitud) debe pasar antes por un procedimiento estadounidense riguroso antes de permitir ataques en tierra", afirmó el militar.

Manifestantes antibélicos se sentaron en la primera fila de la sala de audiencias el martes con las caras pintadas de rojo para simular sangre. Portaban cartelones con leyendas como "El bombardeo a un hospital afgano es un crimen de guerra" y "Víctimas de Kunduz: RIP".

Christopher Stokes, director general de Médicos sin Fronteras, dijo que "no puede haber justificación para este ataque horrible" y que era crítico llevar a cabo "una investigación exhaustiva independiente".

Campbell agregó que suministró a sus superiores opciones para alterar el plan del presidente Barack Obama de reducir la presencia de fuerzas estadounidenses en Afganistán después de 2016, de la cifra actual de unos 9800 efectivos a unos mil. Agregó que las condiciones en Afganistán han cambiado significativamente desde que Obama aprobó ese plan en 2014.

El secretario de defensa Ash Carter dijo el lunes que el Pentágono presentará opciones a la Casa Blanca y que Obama tomará decisiones al respecto en las próximas semanas.



LAL