Internacional - Política

El Movimiento "Cuba Decide" pide al mundo que no reconozca al "heredero del castrismo"

2018-02-08

Payá calificó de "histórico" el acto "de unión"...

 

Miami, 8 feb (EFE).- El movimiento Cuba Decide, encabezado por la opositora Rosa María Payá, instó hoy a la comunidad internacional a no reconocer como legítimo el proceso para designar en abril próximo "un heredero del castrismo no elegido por los cubanos" y a apoyar la celebración de un plebiscito vinculante en la isla.

En un acto conjunto con miembros de la comunidad cubana en EU, el movimiento anunció que pedirá formalmente a las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea que apoyen de manera "concreta" el derecho del pueblo cubano a "cambiar el sistema" a través de un plebiscito vinculante.

"Pedimos a la comunidad internacional que no reconozca un proceso electoral que no tiene en cuenta la voluntad soberana de los cubanos y, por tanto, que no reconozca al sucesor de Raúl Castro", dijo a Efe la activista Rosa María Payá, hija del fallecido disidente Oswaldo Payá.

Payá calificó de "histórico" el acto "de unión" acaecido hoy en la Pequeña Habana de Miami para "rechazar una sucesión dinástica" y lograr celebrar unas elecciones "libres, justas y plurales".

"Estamos mirando con especial interés el comportamiento de la Unión Europea y esperamos de ellos un apoyo concreto al derecho a decidir de los cubanos. Es un momento de unidad pero también de mucho peligro para los cubanos que viven dentro de la isla", declaró la activista.

Asimismo, aseguró que continuarán instando a los gobiernos democráticos a que aprueben resoluciones para no reconocer el futuro traspaso de poder en Cuba, iniciativa que ya ha tomado el Senado de Paraguay y el de Chile y esta misma semana la Comisión del condado Miami-Dade.

La activista se mostró satisfecha con la voluntad del secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que declaró como su prioridad para el año 2018 "la lucha por la libertad de Cuba".

Ana Carbonell, de Cuba Decide, calificó el plebiscito como un proceso "sensato" ante la comunidad internacional para recuperar una soberanía "secuestrada desde hace seis décadas".

El opositor exiliado Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, dijo que el proceso electoral del próximo marzo sirve "para engañar al mundo" y se sumó a la petición de un plebiscito que permita a los cubanos "cambiar de sistema, no de tiranos".

Por su parte, el comisionado (concejal) del condado Miami-Dade Xavier Suárez también respaldó la "lucha por la libertad en Cuba y que puedan haber elecciones libres" de Cuba Decide.

El movimiento que encabeza Payá invitó a "todas las personas de buena voluntad" que viven fuera de la isla a que envíen peticiones formales a sus representantes para que los gobiernos de los países donde residen no reconozcan el proceso electoral cubano y "al sucesor a designar por el castrismo". 



regina