Internacional - Política

Delegación norcoreana coincidirá con Ivanka Trump en clausura de PyeongChang

2018-02-22

La designación de Kim Yong-chol, de 72 años, ya ha empezado a generar polémica...

Andrés Sánchez Braun


Seúl, 22 feb (EFE).- El régimen norcoreano anunció hoy que va a enviar una delegación de alto nivel a la clausura de los Juegos Olímpicos en PyeongChang (Corea del Sur), donde coincidirá con Ivanka Trump, hija del presidente de EU, en un momento marcado por los esfuerzos para que Pyongyang y Washington retomen el diálogo.

La comitiva de Pyongyang, que viajará durante tres días al país vecino, está encabezada por Kim Yong-chol, vicedirector del comité central Partido de los Trabajadores, e incluye a Ri Son-gwon, responsable de la agencia de relaciones intercoreanas y que ya viajó al Sur este mes para la inauguración de los Juegos de Invierno.

La designación de Kim Yong-chol, de 72 años, ya ha empezado a generar polémica en el Sur, donde ha sido condenada por el principal partido conservador de la oposición, después de que la visita hace dos semanas de una representación norcoreana liderada por la hermana del líder, Kim Jong-un, desatara protestas de grupos de derecha.

Considerado un "halcón", el general norcoreano no solo está inscrito en la lista de sancionados de Seúl por su rol en el programa nuclear sino que se le considera el cerebro detrás del bombardeo a la isla surcoreana de Yeongpyeong y el hundimiento de una corbeta del que Seúl acusa a Pyongyang.

Ambos sucesos, acaecidos en 2010, dejaron medio centenar de víctimas mortales surcoreanas.

En todo caso, los Juegos de Invierno que se celebran en el condado surcoreano de PyeongChang están sirviendo de marco para el mayor acercamiento en años entre las dos Coreas, técnicamente aún en guerra.

Y Seúl está convencido de que hay que aprovechar esta tesitura marcada por el "deshielo olímpico" para que Corea del Norte y EU se vuelvan a sentar a la mesa de negociación a cuenta del desarrollo armamentístico del régimen de los Kim.

En PyeongChang, la representación norcoreana, que llegará el 25 de febrero a Corea del Sur, coincidirá con Ivanka Trump, hija y asesora del presidente estadounidense, Donald Trump, que también ha sido invitada a la ceremonia de clausura de estos Juegos.

La Casa Blanca ya dijo el miércoles que Ivanka no se reunirá con miembros del régimen norcoreano durante su visita a Corea del Sur, que arranca mañana y concluirá el 26 de febrero.

A su vez, un portavoz de la oficina presidencial surcoreana explicó hoy a Efe que una reunión entre ambas partes se antoja "poco probable" teniendo en cuenta que solo coincidirán en suelo surcoreano el domingo 25, día de la clausura olímpica, y el lunes 26, día en el que Ivanka tiene previsto despegar a primera hora.

Sin embargo, no cabe descartar del todo un encuentro si se tiene en cuenta que semejante posibilidad también fue inicialmente desechada cuando el vicepresidente de EU, Mike Pence, y la delegación encabezada por Kim Yo-jong, hermana de Kim Jong-un, coincidieron para la inauguración olímpica a principios de este mes.

Esta semana se ha sabido que los representantes norcoreanos cancelaron, con apenas dos horas de antelación, una reunión preacordada con Pence después de que éste prometiera durante su viaje nuevas y duras sanciones contra Pyongyang por su programa de armas.

Aunque aún no existe ningún tipo de confirmación de Seúl al respecto, se espera que al menos Ivanka y la delegación norcoreana coincidan en el palco de autoridades del estadio Olímpico de PyeongChang y que posiblemente se vean las caras en alguna recepción previa a la ceremonia de clausura.

Además, Seúl ha insistido esta semana en que seguirá trabajando para hacer realidad una primera toma de contacto entre Washington y el régimen de Pyongyang y no ha descartado que se vaya a tratar el tema con Ivanka durante su visita, en el transcurso de la cual cenará con el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Dado el peso que tiene la hija del presidente en la Casa Blanca, Corea del Sur querría en principio equiparar su recibimiento al que dio a la hermana de Kim Jong-un hace dos semanas, ya que este viaje podría servir para mejorar la disposición de Washington, que hasta ahora ha mostrado escepticismo ante la estrategia de Seúl. 



yoselin