Nacional - Seguridad y Justicia

Alcaldesa de Tijuana completa mudanza a cuartel y muestra su casa temporal

2023-07-03

El pasado 12 de junio, Caballero anunció que se mudaría al cuartel por sugerencia de...

Por Alexandra Mendoza | San Diego Union-Tribune

La alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero completó su mudanza al cuartel militar del 28 Batallón de Infantería luego de haber recibido amenazas del crimen organizado, confirmó esta semana.

“Esta es mi casa. Bueno, no es mi casa, pero aquí es donde voy a vivir”, rápidamente corrigió Caballero en un video que muestra la que será su residencia por un tiempo indefinido. En ella vivirá con su hijo y mascotas.

En el video que parece ser grabado por ella misma dado que va narrando lo que muestra, se observa una casa de un piso, con una sala, comedor, una cocina pequeña, tres recámaras —una de ellas adaptada como oficina— y dos baños. En un breve vistazo que da al exterior, se puede ver que la casa es igual a otras que se encuentran al interior del cuartel.

“Estamos muy agradecidos con la Guardia Nacional”, concluye el video.

El pasado 12 de junio, Caballero anunció que se mudaría al cuartel por sugerencia de la Guardia Nacional. La decisión se tomó luego de un ataque contra su escolta, amenazas recibidas a través de su teléfono celular y pancartas colocadas en la ciudad.

“Como es una sugerencia y yo me adapto a trabajar en coordinación lo acepté y hoy por hoy estoy contenta”, dijo el miércoles.

Caballero cree que las amenazas responden a los resultados obtenidos en materia de seguridad.

En un comunicado a mediados de mes, la ciudad indicó que en el periodo de octubre 2021 a mayo 2023 se aseguraron más de 1721 armas largas, 16495 cartuchos y 1450 cargadores. Dichos números ubican a Tijuana como una de las ciudades con mayor número de decomisos en el país, dijo Caballero.

Aunado a ello, la policía municipal ha detenido a 785 generadores de violencia, 56 de ellos considerados “de alto impacto”.

Caballero es quizá la primera alcaldesa de Tijuana en resguardarse en un cuartel tras recibir amenazas, consideró José María Ramos, catedrático e investigador con el Colegio de la Frontera Norte.

Ramos notó que en el pasado, funcionarios en esta situación optaban por aumentar su seguridad, o aquellos que pudieran mudarse al otro lado de la frontera, lo hacían.

El año pasado se registraron alrededor de 2 mil homicidios en la ciudad de Tijuana. En lo que va del 2023, se tiene registro de 950, de acuerdo con datos de la fiscalía.

Ramos consideró que deben adoptarse medidas de seguridad como las implementadas hace 15 años cuando la ciudad vivió una ola de violencia en medio de estrategia conocida como “la guerra contra el narco”.

“En ese entonces, mil homicidios dolosos era un escándalo, ahora el promedio son aproximadamente 2 mil por año”, lamentó el académico. “Lo que sucedió entonces fue una coordinación muy eficaz en este caso con la comandancia militar, lo cual sí se ha dado (ahora), pero no es una comunicación muy eficaz”, consideró.

Ramos notó que en el contexto actual ha incrementado el trasiego de metanfetaminas y fentanilo en la frontera.

En Tijuana, una ciudad con alrededor de 2 millones de habitantes, los cárteles de droga como Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y algunos grupos leales a los Arellano Félix, llevan a cabo una violenta batalla territorial.

Autoridades han hablado en varias ocasiones sobre la coordinación que existe entre los tres niveles de gobierno. Caballero incluso, dijo que con su mudanza al cuartel buscará una mejor coordinación con la Guardia Nacional.

“Creo que se abre un parteaguas para que se vea ante la ciudadanía que estamos en coordinación la federación, estado y municipio”, dijo.

En agosto de 2012, luego de que se reportaran bloqueos y por lo menos 15 vehículos incendiados en Tijuana, el gobierno federal envió cientos de elementos de la Guardia Nacional para custodiar el estado.

La decisión de Caballero de resguardarse generó controversia, con algunas expresiones de inconformidad por parte de la ciudadanía. Caballero dijo que las esperaba y agregó que hay ayuda disponible para otras personas que se sientan amenazadas.

“(Críticas) siempre las hay”, dijo. “Todos los días recibimos aquí a gente de Michoacán, de Veracruz, de Jalisco, que vienen huyendo de las amenazas del crimen organizado y también tenemos albergues para ellos. Es decir, el ciudadano que sienta que también está siendo amenazado por el crimen organizado, podemos ayudarlo y también protegerlo”.



Jamileth