Internacional - Seguridad y Justicia

Israel bombardea objetivos en Gaza mientras Estados Unidos le advierte que no mande tropas a esa zona

2024-02-09

La intención declarada de Israel de llevar su ofensiva terrestre a Rafah provocó...

By NAJIB JOBAIN, WAFAA SHURAFA and BASSEM MROUE

RAFAH, Franja de Gaza (AP) — Israel bombardeó objetivos en la sobrepoblada Rafah en la madrugada del viernes, horas después de que funcionarios del gobierno de Estados Unidos y agencias de ayuda advirtieran en contra de la ampliación de sus operaciones terrestres a la ciudad del sur de Gaza, donde se han refugiado más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes del enclave.

Los ataques aéreos registrados durante las primeras horas del viernes alcanzaron dos edificios residenciales en Rafah. En el centro de la Franja se bombardearon otros dos lugares, incluyendo un jardín de infantes reconvertido en albergue para palestinos desplazados. En total, fallecieron 22 personas, según reporteros de The Associated Press que vieron llegar los cadáveres a los hospitales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que la conducta israelí en la guerra — provocada por el letal ataque transfronterizo de Hamás el 7 de octubre — era “desmedida”. Fue la crítica más dura hasta la fecha de Washington a su aliado, y una muestra de la preocupación por el aumento de las víctimas civiles en Gaza.

El Ministerio de Salud de Gaza, gestionado por Hamás, dijo el viernes que la cifra total de palestinos muertos en la guerra se acercaba a los 28,000, de los cuales alrededor de dos tercios eran mujeres y mejores. El conteo no distingue entre víctimas civiles y combatientes.

La intención declarada de Israel de llevar su ofensiva terrestre a Rafah provocó inusuales reacciones públicas en Washington.

“Todavía no hemos visto ninguna evidencia de que se esté planeando seriamente una operación de ese tipo”, indicó el jueves Vedant Patel, vocero del Departamento de Estado, añadiendo que llevarla a cabo ahora “sin planificación y poco meditada, en una zona donde se refugia un millón de personas, sería un desastre”.

Para John Kirby, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, una ofensiva terrestre israelí en Rafah “no es algo que apoyaríamos”.

Estas declaraciones pusieron de manifiesto la creciente fricción entre la Casa Blanca y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien esta semana reiteró su mensaje de “victoria total” en la guerra, mientras el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, visitaba su país para presionar a favor de un alto el fuego a cambio de la liberación de decenas de rehenes capturados por Hamás.

Los responsables de las agencias de ayuda hicieron sonar también las alarmas ante la posible campaña israelí en Rafah.

“Necesitamos que los últimos hospitales, refugios, mercados y sistemas de abastecimiento agua que quedan en Gaza sigan funcionando”, dijo Catherine Russell,directora de la agencia de Naciones Unidas para la infancia, UNICEF. “Sin ellos, el hambre y las enfermedades se dispararán, matando a más niños”.

Con la guerra en su quinto mes, las fuerzas terrestres israelíes siguen centradas en Jan Yunis, una ciudad justo al norte de Rafah, pero Netanyahu ha repetido que Rafah será la siguiente, sembrando el pánico entre cientos de miles de desplazados.

Las palabras del mandatario también han alarmado a Egipto, que ha dicho que cualquier ofensiva terrestre en la zona de Rafah o desplazamiento masivo a través de la frontera socavará el tratado de paz firmado con Israel hace 40 años. La frontera entre Gaza y Egipto — que está mayoritariamente cerrada — es también la principal puerta de entrada de la ayuda humanitaria al enclave.

ATAQUES AÉREOS NOCTURNOS

Poco después de la medianoche del viernes, un ataque alcanzó un edificio residencial cerca del Hospital Kuwaití de Rafah y mató a cinco personas de la familia al-Sayed, incluyendo tres niños y una mujer. Un segundo ataque causó otros tres muertos en la ciudad.

Otra operación nocturna en la ciudad de Deir al-Balah, en el centro del sitiado territorio, se cobró la vida de nueve personas más. También en el centro de Gaza, un ataque cerca de una escuela infantil convertida en refugio mató a cinco personas y causó varios heridos, además de daños en el edificio. Según los testigos, los ocupantes estaban dormidos en el momento del incidente.

A su llegada al hospital Mártires de Al Aqsa de la zona, una mujer que llevaba a una niña pequeña en brazos, gritó: “¿Qué podemos hacer? Esto es obra del cobarde enemigo sionista que elige a civiles inocentes. ¿Esta niña dispara cohetes a los judíos? Que Dios nos ayude”

Algunos de los niños heridos eran atendidos mientras estaban tumbados sobre el piso.

Más de la mitad de la población de Gaza ha huido a Rafah siguiendo las órdenes de evacuación israelíes durante su campaña terrestre en continua expansión. Esas órdenes afectan ya a dos tercios del enclave, aunque se estima que unos 300,000 palestinos siguen en la mitad norte de Gaza ignorando las recomendaciones.

Incluso en las zonas marcadas como seguras, como Rafah, Israel lanza ataques aéreos contra lo que dice que son objetivos de Hamás. Las autoridades israelíes consideran que el grupo insurgente es el responsable de las muertes civiles porque sus efectivos operan entre ellos.

TRABAJANDO POR UN ALTO EL FUEGO

La ofensiva aérea y terrestre de Israel, que es una de las más destructivas de la historia reciente, mató a 27.947 palestinos e hirió a más de 67,000 más, dijeron las autoridades de salud locales el viernes. La guerra ha obligado a la mayoría de la población a abandonar sus hogares y ha empujado a una cuarta de la población gazatí a la inanición.

Biden dijo que sigue trabajando “incansablemente” para que Israel y Hamás acuerden una pausa prolongada en los combates. La tregua estaría vinculada a la liberación de decenas de rehenes, de los cerca de 250 capturados el 7 de octubre y que se cree que siguen en manos del grupo.

Netanyahu ha rechazado las exigencias de Hamás sobre los rehenes, que incluyen el fin de la guerra y la liberación de cientos de presos palestinos veteranos que cumplen largas condenas por atentados letales en Israel. El mandatario calificó las peticiones del grupo de delirantes, aunque Blinken afirmó que cree que las negociaciones podrían continuar a través de Egipto y Qatar, que ejercen de mediadores.



JMRS