Ciencia y Tecnología

Musk demanda a OpenAI y su director; alega que traicionaron meta de beneficiar a la humanidad

2024-03-01

Musk ha demandado a la empresa por violación de contrato, incumplimiento de obligaciones...

Por | AP

Elon Musk demandó a OpenAI y a su director ejecutivo Sam Altman por lo que, afirma, es una traición a los objetivos fundamentales del creador de ChatGPT de beneficiar a la humanidad, en lugar de buscar beneficios financieros.

En una demanda presentada en el Tribunal Superior de San Francisco, el multimillonario Musk dijo que cuando financió la creación de OpenAI, llegó a un acuerdo con Altman y Greg Brockman, presidente de la compañía, para mantener a la empresa de inteligencia artificial como una organización sin fines de lucro que desarrollaría tecnología para beneficiar a la población.

Según ese acuerdo de financiación, OpenAI también abriría su código en lugar de controlarlo para que cualquier empresa privada obtenga ganancias, se indica en la demanda.

Sin embargo, al establecer una estrecha relación con Microsoft, OpenAI y sus altos ejecutivos han “incendiado” ese acuerdo y “pervertido” la misión de la empresa, afirmó Musk en la demanda.

OpenAI se negó a comentar sobre la demanda el viernes.

“OpenAI, Inc. ha sido transformada de facto en una subsidiaria de fuente cerrada de la empresa de tecnología más grande del mundo: Microsoft”, se lee en la demanda presentada el jueves. “Con este nuevo consejo directivo, no sólo desarrolla, sino que de hecho, está refinando una IAG para maximizar las ganancias de Microsoft, en lugar de hacerlo para el beneficio de la humanidad”.

Las siglas IAG se refieren a la inteligencia artificial general, que son sistemas de IA de uso general que pueden desempeñarse tan bien, e incluso mejor, que los seres humanos en una amplia variedad de tareas.

Musk ha demandado a la empresa por violación de contrato, incumplimiento de obligaciones fiduciarias y prácticas comerciales desleales. También desea que se emita una medida cautelar a fin de evitar que cualquiera, incluso Microsoft, se beneficie de la tecnología de OpenAI.

Musk fue uno de los primeros inversores en OpenAI cuando se fundó en 2015 y copresidió su junta directiva junto con Altman. La demanda de Musk señala que invirtió “decenas de millones” de dólares en el laboratorio de investigación sin fines de lucro.

Musk renunció a la junta directiva a principios de 2018 en una medida que OpenAI indicó en ese momento evitaría conflictos de intereses, ya que el CEO de Tesla estaba reclutando talentos de IA para desarrollar tecnología de conducción autónoma en el fabricante de autos eléctricos.



aranza