Sepulcros blanqueados

La poca memoria de Barack Hussein Obama.

2014-08-27

Corán 8:12: Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: «Yo estoy con...

Autor: Eduard Yitzhak 

El Corán ordena a los musulmanes a castigar a los infieles en tierra musulmana cuando han declarado el Yihad. El Estado Islámico ha decapitado al periodista gráfico norteamericano James Wright Foley [1] y ha amenazado la vida de otro periodista estadounidense, Steven Joel Sotloff, si el presidente Obama no detiene los ataques aéreos en Irak. [2]

Cándidamente Barack Hussein Obama ha declarado el miércoles 20 de agosto de 2014:

"Seamos claros. (Los extremistas del Estado Islámico) han arrasado ciudades y aldeas asesinando a civiles inocentes y desarmados, en cobardes actos de violencia. Han secuestrado a mujeres y niños, a los que han torturado y violado y sometido a esclavitud. Han asesinado a miles de musulmanes".

"El Estado Islámico no habla por ninguna religión, no tiene ideología de valor alguno para seres humanos. Tiene que haber un rechazo claro de este tipo de ideologías nihilistas. Un grupo como el Estado Islámico no tiene cabida en el siglo XXI. Amigos y aliados de todo el mundo compartimos unos valores enraizados en todo lo contrario a lo que hemos visto, (en referencia al vídeo de la decapitación de Foley). Y seguiremos enfrentando este odioso terrorismo para reemplazarlo con un sentido de esperanza y civismo", aseguró, prometiendo que EE UU "seguirá haciendo lo que tiene que hacer para proteger a sus ciudadanos".

Barack Hussein Obama fue educado en el Islam, siguiendo los pasos de su progenitor, y aprendió como todo buen chico musulmán estos textos del Corán:

Corán 5:33: Retribución de quienes hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra.

Corán 8:12: Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: «Yo estoy con vosotros. ¡Confirmad, pues, a los que creen! Infundiré el terror en los corazones de quienes no crean. ¡Cortadles del cuello, pegadles en todos los dedos!»

Barack Hussein Obama tiene que saber, desde la tierna infancia y como presidente de la primera potencia mundial está obligado a saber que la tradición iniciada por el mismo Muhammad ha sido la guerra de exterminio de los no-musulmanes en caso de rechazar la conversión al Islam. Los cuatro primero verdaderos califas fueron asesinados por correligionarios musulmanes que discrepaban de ellos.

Y esa es la norma que prevalece hasta hoy, sin dejar de contar las guerras continuas entre chiítas y sunnitas.

El presidente de los EEU afirma que el Estado Islámico no habla por ninguna religión. ¿Cómo puede explicarse entonces que tantas decenas y decenas de miles seguidores musulmanes, de entre sus fieles más devotos están dispuestos a morir por el Islam y a matar por Alá y el Corán y sigan las instrucciones del Estado Islámico, Boko Haram, Hamás, y todos ellos reciben el apoyo entusiasta de centenares de miles de seguidores de la Hermandad Musulmana, Al Qaeda y tantos otros grupos islamistas, con la complicidad del silencio y desviación de la mirada de tantos correligionarios que viven en Occidente y que no se han manifestado en absoluto en contra de tales crímenes.

¿Acaso las diversas Yihad de los diversos Califatos fueron pacíficas? ¿Cómo es que Barack Hussein Obama no lo recuerda? ¿Qué no se lo contaron ni explicaron sus maestros en su infancia cuando visitaba las mezquitas? o ¿Ha perdido la memoria?

Barack Hussein Obama dice que los amigos y aliados de todo el mundo comparten unos valores que no permiten tales atrocidades. ¿Pero es que ignora que Qatar finanza Hamás y el Estado Islámico. Este país es un gran aliado de los EEUU y de Occidente, hasta finanza el Futbol Club Barcelona para hacerse el simpático. Parece que también ha olvidado que Arabia Saudita que está en contra de las atrocidades del ejercito Islámico, pero no de otros grupos islamoterroristas sunnitas porque que quienes las perpetran no son sus seguidores, pero Arabia Saudita finanza madrassas por todo el mundo con el objetivo de radicalizar a los niños musulmanes e islamizar en el futuro el mundo.

Barack Hussein Obama padece de amnesia y ha olvidado que los talibanes reciben el apoyo de gran parte de la población de Pakistán, y también de Afganistán? ¿Ya no se acuerda que Osama Bin Laden vivió protegido en Pakistán?

Pobre Barack Hussein Obama que está tan desmemoriado. Aunque desgraciadamente pobre Occidente que ha entronizado este tipo de personajes al liderazgo de sus países.

Los dirigentes de Occidente desvían sus miradas y no quieren ver que el peligro del totalitarismo islámico no procede de unos cuantos descerebrados sino que es un movimiento islamonazi que cuenta con una abundancia rebosante de petrodólares y el apoyo de unos cuantos países como Qatar, Arabia Saudita, la República Islámica de Irán, Pakistán, y cada vez más Turquía que aspira a erigirse en un neo otomanismo islámico.

Cuanto más tarden en afrontar la realidad, peor serán las consecuencias de esta ceguera selectiva.



EEM
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México