Para Reflexionar en Serio

La nociva ideología de género

2016-09-13

 "La sociedad, desde luego, va haciendo que hombres y mujeres asuman paulatinamente diversos...

Vladimir Alcántara

A través de una videograbación que circula en la red social YouTube, Marcial Padilla, director de ConParticipación –una de las más de mil organizaciones que conforman el Frente Nacional por la Familia–, envió un mensaje a la ciudadanía en el que habla sobre lo nocivas que pueden resultar las iniciativas presidenciales que, sobre el soporte de la teoría o ideología de género, pretenden elevar a rango constitucional los mal llamados “matrimonios igualitarios” y crear un sistema educativo público en el que los padres de familia queden al margen de la formación de sus hijos en temas tan importantes como la sexualidad.

Empezando por recordar algunos aspectos básicos de biología, Padilla señala que todos los seres humanos nacemos hombre o mujer, lo cual está presente en el cromosoma 23: “XX” en todas las mujeres, y “XY” en todos los hombres, filamentos que van desarrollando no sólo nuestro cuerpo, sino muchas de las emociones y aspectos que configuran la personalidad de cada ser. “La sociedad, desde luego, va haciendo que hombres y mujeres asuman paulatinamente diversos comportamientos, pero la cultura viene después de la biología, jamás la sustituye”.

Lo siguiente que explica Padilla es la ideología de género mediante una analogía entre la persona y la morfología de una cebolla, donde el núcleo central es el ser mismo, con su sexo biológico; aunque según la ideología de género, el sexo le es impuesto culturalmente al nacer, de manera que, de acuerdo con dicha teoría, la primera capa de la cebolla sería el sexo. “Después de esa primera capa vendría la identidad sexual; es decir, que independientemente del sexo biológico ‘que se le haya impuesto a la persona’, la pregunta sería: ¿qué es lo que ésta decide ser: hombre, mujer u otras opciones?, y el universo tendría que alinearse a esa respuesta. La tercera capa sería el género, o dicho de otro modo, con qué roles se identifica. Y finalmente, según esta ideología, la siguiente capa sería la orientación sexual, que se refiere a con quién desea relacionarse la persona sexualmente”.

Hecha esta explicación, Padilla recuerda que el 17 de mayo de 2016, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto (EPN), hizo varios anuncios sobre disposiciones a elevar a rango constitucional, basadas en esta ideología. “EPN pretende que se cambie la Constitución, de manera que quede prohibido definir el Matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer con fines de procreación, e hizo el compromiso de entregar niños en adopción a parejas del mismo sexo, sin importarle que el derecho en realidad sea del menor: el de tener un papá y una mamá”.

Refirió que otro de los anuncios de EPN fue el de cambiar en el Código Civil Federal todas las formas de identidad de los ciudadanos; así que, de aprobarse esta reforma, toda persona, en sus documentos de identificación, podría cambiar su sexo según se le ocurra: “lo grave de esto es que aplica también para menores de edad, de forma que un niño de cuatro años podría llegar a decir: ‘ya no soy niño, sino niña’, y (legalmente y sin mayor juicio) todos sus documentos escolares, su acta de nacimiento y en general todos su papeles, tendrían que cambiar”.

Asegura que como ya sucedió en otros países, como Alemania y Australia, donde además se está proponiendo que al acta de nacimiento de una persona se le pueda poner “neutro”, para que ese alemán o alemana posteriormente diga si es niño o niña. “En Nueva York fue emitida una cartilla de género, que dice que tú puedes escoger ser hombre, mujer u otras 30 opciones distintas, como bi-género, travesti, Drag king, Drag queen, Femme queen, transgénero y más, con lo cual toda la sociedad tendría la obligación de referirse así a la persona en cuestión. En algunas partes de España, si un niño dice que es niña, lo primero que debe hacerse –como se pretende que ocurra en México– es cambiar todos sus documentos de identidad; existe incluso una organización que elaboró un material para que, donde haya un niño en esta situación, todos los demás niños ‘aprendan’ que no son niños ni niñas, y que dice entre otras cosas: ‘yo no soy niño o niña por tener pene o vulva’”.

Padilla explica que existe una enfermedad llamada “disforia de género”, que provoca que las personas experimenten angustia por su cuerpo, una condición que es necesario atender; sin embargo, se trata de casos de salud, no de derechos humanos. “Esta enfermedad le ocurre a un 0.003 por ciento de los hombres, y a un 0.002 de las mujeres. Imaginemos que el Estadio Azteca tiene un lleno total por un partido de futbol, y que entre esa multitud hubiera seis personas con alergia a la luz y no pudieran ver bien. ¿Qué sería lo conducente? ¿Ayudar a que esas seis personas estén en un lugar con sombra, donde el sol no lastime sus ojos y puedan disfrutar el juego con los otros 119 mil espectadores, o hacer que estos miles cierren los ojos y no disfruten el espectáculo, para que no se pueda decir que hay discriminación contra esos seis? Lo que quiere hacer el Presidente equivale a lo segundo, en perjuicio de nuestros niños y niñas”.

Recuerda también que EPN anunció que se creará un equipo gubernamental para revisar todas las leyes del país, ya sean las federales, estatales o hasta reglamentos municipales, a fin de asegurarse que sean acordes con esta ideología. “En otros países, como en Estados Unidos, ya sucedió; en Carolina del Norte, por ejemplo, se había establecido una ley específica para que, por seguridad de las personas, en los baños de hombres sólo pudieran entrar hombres y en los de mujeres sólo mujeres; pero el gobierno de ese país, que ya asumió la ideología de género, la prohibió, y ahora está permitido que en todos los baños y vestidores pueda entrar cualquier persona, sin importar si es hombre o mujer”.

Lo siguiente que anunció EPN –recuerda Padilla– es el cambio de los libros de texto y programas escolares, cuya revisión de contenidos quedaría a cargo de la Secretaría de Educación Pública y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, a fin de garantizar que todos los niños del país aprendan ideología de género; es decir, que ningún niño de México sienta que es niño o niña necesariamente. “Incluso, ya hay material donde se describe una actividad para niños de preescolar, en la que tienen que atender las siguientes instrucciones de su maestra: ‘lleven al salón un vestido de lo que no son; si eres niño, lleva uno de niña, y si eres niña, uno de niño, a fin de que aprendan a sentirse cómodos vistiéndose de otra forma”.

Marcial Padilla refiere que en el acto en que el Presidente emitió dichos anuncios, recibió al igual propuestas de diversas instancias, una de las cuales señalaba que si hubiera padres de familia que se opusieran a esta forma de educar a sus hijos, debían ser considerados por el gobierno como violentos; “con esto, si los padres de familia queremos educar a nuestros hijos sobre la base del matrimonio natural, o les decimos que son niños o niñas únicamente, podríamos llegar a ser considerados violentos. ¡Pero no toca al Presidente, sino a la sociedad, definir qué modelo de familia es el que queremos! ¡Es momento de actuar!”, pide Padilla a la ciudadanía.



JMRS
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports
Utilidades Para Usted de El Periódico de México