Internacional - Población

Australia lleva ayuda por mar a pueblos aislados por fuegos

2020-01-01

Australia movilizó barcos y aviones militares el miércoles para ayudar a las...

Por TRISTAN LAVALETTE

PERTH, Australia (AP) — Australia movilizó barcos y aviones militares el miércoles para ayudar a las comunidades arrasadas por los apocalípticos incendios que causaron al menos 17 muertos en todo el país y llevaron a miles de residentes y turistas a huir a la costa.

Los efectivos militares llevaban agua, comida y combustible a los lugares donde escaseaban los suministros y donde las llamas cortaron las carreteras. Las autoridades confirmaron el hallazgo de tres cadáveres el miércoles en el Lago Conjola, en la costa sur de Nueva Gales del Sur, elevando a 15 el total de víctimas mortales en el estado.

Más de 175 viviendas quedaron destruidas en la región.

El martes en la mañana, en la localidad costera de Mallacoota 4,000 personas se refugiaron en la costa mientras el viento dirigía los incendios hacia sus casas, bajo un cielo oscurecido por el humo y de color rojizo por las llamas. Los residentes y visitantes varados durmieron en sus autos, y gasolineras y clubes de surf se transformaron en zonas de evacuación. Docenas de viviendas quedaron calcinadas pero el viento cambió de dirección en la noche, salvando el resto del pueblo.

El responsable de emergencias de Victoria, Andrew Crisp, dijo a reporteros que la Fuerza de Defensa Australiana llevó medios marítimos a Mallacoota en una misión de abastecimiento que duraría dos semanas, y los helicópteros trasladarán a más bomberos ante la imposibilidad de llegar por carretera.

Las condiciones refrescaron el miércoles, pero el riesgo de incendio seguía siendo muy alto en todo el estado, donde hay cuatro desaparecidos.

En la localidad de Conjola Park, en Nueva Gales del Sur, 89 propiedades quedaron destrozadas y varios autos se derritieron a causa de las llamas el martes. Más de 100 focos seguían activos en la región el miércoles, aunque ninguno de ellos era peligroso. Siete personas murieron esta semana por los fuegos.

Un temprano y devastador inicio de la temporada estival de incendios llevó a las autoridades a calificar esta temporada como la peor de la historia, y reactivó el debate sobre si el gobierno conservador del primer ministro, Scott Morrison, ha tomado suficientes medidas contra el cambio climático. Australia es el mayor exportador de carbón y gas natural licuado del mundo, pero el mes pasado Morrison rechazó pedidos para reducir la lucrativa industria del carbón.

En el conjunto del país, los incendios arrasaron alrededor de 5 millones de hectáreas (12,35 millones de acres) de tierra en los últimos meses, con 13 víctimas mortales confirmadas y más de 1,000 casas destruidas.

Algunas comunidades cancelaron la celebración del Año Nuevo con fuegos artificiales, pero el popular espectáculo sobre el puente de Sydney se celebró, envuelto en polémica, ante más de un millón de personas. La ciudad recibió una exención del veto total a la pirotecnia vigente en toda la nación para evitar nuevos incendios.



JMRS