Agropecuaria

Tensión en mercados de cereales pese a aumento de la producción

2011-10-06

"El deterioro de la situación económica puede conducir a un desempleo más elevado y menos...

ROMA, (AFP) - La organización de la ONU para la alimentación y la agricultura (FAO) espera que continúe la tensión en los mercados mundiales de cereales en 2011/2012, pese a las buenas perspectivas de producción, indicó en su último informe trimestral.

Según el informe, la esperada recuperación de la producción cerealícola mundial, unida a una demanda menor de lo esperado, contribuye por el momento a una caída de los precios. En septiembre de este año, los precios internacionales de todos los cereales, con excepción del arroz, bajaron fuertemente.

El índice mensual de precios alimentarios de la FAO bajó 2% en septiembre respecto a agosto, a 225 puntos, "debido en su mayor parte a los precios internacionales más bajos de cereales, azúcar y aceites". El índice está ahora 13 puntos por debajo del pico de 238 alcanzado el pasado febrero.

El informe trimestral "prevé una producción mundial de cereales de un total de 2.310 millones de toneladas en este ejercicio comercial, lo que supone un 3 por ciento (68 millones de toneladas) más que en 2010/11. Ello supone 3 millones de toneladas más de lo previsto por la FAO el mes pasado, debido sobre todo a la mejora de las expectativas para el trigo y el arroz".

Pese al esperado aumento de producción, el informe advierte que "debido a la ralentización de la recuperación de la economía mundial y el mayor riesgo de recesión, existe incertidumbre sobre el impacto que se producirá en la seguridad alimentaria mundial".

"El deterioro de la situación económica puede conducir a un desempleo más elevado y menos ingresos para la población vulnerable y necesitada en los países en desarrollo", añade el informe.

El índice FAO de precios alimentarios sigue siendo superior a su valor de septiembre de 2010, que era de 195 puntos.

Tras disminuir en los dos años anteriores, "el total de las importaciones de cereales de los países de bajos ingresos y déficit de alimentos" en el año comercial 2011/2012 "podría incrementarse en cerca de 4 millones de toneladas, lo que supone un aumento del 5 por ciento, respecto a 2010/11", debido al estancamiento de la producción en esos países, según las previsiones de la FAO.



EEM