«¿Teniendo ojos no veis y teniendo oídos no oís?

🕔00:21, 2019-02-19

En aquel tiempo, los discípulos se habían olvidado de tomar panes, y no llevaban consigo en la barca más que un pan. Jesús les hacía esta advertencia: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes». Ellos hablaban entre sí que no tenían panes».

Ver Nota Completa

«¿Por qué esta generación pide una señal?»

🕔01:22, 2019-02-18

En aquel tiempo, salieron los fariseos y comenzaron a discutir con Jesús, pidiéndole una señal del cielo, con el fin de ponerle a prueba. Dando un profundo gemido desde lo íntimo de su ser, dice: «¿Por qué esta generación pide una señal? Yo os aseguro: no se dará a esta generación ninguna señal».

Ver Nota Completa

«Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios»

🕔00:05, 2019-02-17

Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados. Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis. Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre».

Ver Nota Completa

«Siento compasión de esta gente»

🕔01:05, 2019-02-16

Jesús llama a sus discípulos y les dice: «Siento compasión de esta gente, porque hace ya tres días que permanecen conmigo y no tienen qué comer. Si los despido en ayunas a sus casas, desfallecerán en el camino, y algunos de ellos han venido de lejos»

Ver Nota Completa

«Las obras de Dios son perfectas»

🕔00:15, 2019-02-15

Le presentan un sordo que, además, hablaba con dificultad, y le ruegan imponga la mano sobre él. Él, apartándole de la gente, a solas, le metió sus dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua.

Ver Nota Completa

«Por lo que has dicho, vete; el demonio ha salido de tu hija»

🕔00:09, 2019-02-14

En aquel tiempo, Jesús partiendo de allí, se fue a la región de Tiro, y entrando en una casa quería que nadie lo supiese, pero no logró pasar inadvertido, sino que, en seguida, habiendo oído hablar de Él una mujer, cuya hija estaba poseída de un espíritu inmundo, vino y se postró a sus pies.

Ver Nota Completa

«Nada hay fuera del hombre que, entrando en él, pueda contaminarle»

🕔00:24, 2019-02-13

¿No comprendéis que todo lo que de fuera entra en el hombre no puede contaminarle, pues no entra en su corazón, sino en el vientre y va a parar al excusado?» —así declaraba puros todos los alimentos—. Y decía: «Lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre».

Ver Nota Completa

«¡Honra a tu padre y a tu madre!»

🕔01:11, 2019-02-12

«Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres’. Dejando el precepto de Dios,os aferráis a la tradición de los hombres».

Ver Nota Completa

«La medicina de la inmortalidad y el antídoto para prevenirnos de la muerte»

🕔01:39, 2019-02-11

En aquel tiempo, cuando Jesús y sus discípulos hubieron terminado la travesía, llegaron a tierra en Genesaret y atracaron. Apenas desembarcaron, le reconocieron en seguida, recorrieron toda aquella región y comenzaron a traer a los enfermos en camillas adonde oían que Él estaba.

Ver Nota Completa

«No temas. Desde ahora serás pescador de hombres»

🕔00:01, 2019-02-10

«Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar». Simón le respondió: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, en tu palabra, echaré las redes». Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse.

Ver Nota Completa

«Sintió compasión de ellos, pues estaban como ovejas que no tienen pastor»

🕔00:48, 2019-02-09

Los Apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado. Él, entonces, les dice: «Venid también vosotros aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco». Pues los que iban y venían eran muchos, y no les quedaba tiempo ni para comer.

Ver Nota Completa

«Es un profeta como los demás profetas»

🕔00:59, 2019-02-08

En aquel tiempo, se había hecho notorio el nombre de Jesús y llegó esto a noticia del rey Herodes. Algunos decían: «Juan el Bautista ha resucitado de entre los muertos y por eso actúan en él fuerzas milagrosas». Otros decían: «Es Elías»; otros: «Es un profeta como los demás profetas».

Ver Nota Completa

«Jesús llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos»

🕔00:24, 2019-02-07

En aquel tiempo, Jesús llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus inmundos. Les ordenó que nada tomasen para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni alforja, ni calderilla en la faja; sino: «Calzados con sandalias y no vistáis dos túnicas».

Ver Nota Completa

«Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio»

🕔01:41, 2019-02-06

Jesús salió de allí y vino a su patria, y sus discípulos le siguieron. Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oírle, quedaba maravillada, y decía: «¿De dónde le viene esto?, y ¿qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por sus manos?».

Ver Nota Completa

«No temas; solamente ten fe»

🕔02:49, 2019-02-05

En aquel tiempo, Jesús pasó de nuevo en la barca a la otra orilla y se aglomeró junto a Él mucha gente; Él estaba a la orilla del mar. Llega uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verle, cae a sus pies, y le suplica con insistencia diciendo: «Mi hija está a punto de morir...»

Ver Nota Completa

Síganos en Redes Sociales