Policrato Philodemos

Analogías medioevales

2014-06-20

La esencia ideológica y los valores que guían la conducta de la plutocracia que rige el...

Alm. Manuel Rodríguez Gordillo

“Quien desconoce la historia corre el riesgo de
cometer los mismos errores del pasado”

Vale la pena reflexionar sobre la problemática actual de nuestra sociedad a través de las diversas experiencias históricas extrapolándolas a nuestro tiempo a fin de encontrar soluciones y explicaciones, aprovechando las semejanzas existentes para analizar las circunstancias y decisiones tomadas entre quienes están gobernando los destinos de las naciones con poderes fácticos como en el pasado, igual que sus predecesores, actuando ocultos para la mayoría de la población. De tal forma encontramos paralelismos tanto en los hechos como en personalidades, así también las consecuencias y las soluciones que existieron.

El período histórico elegido como objeto de escudriño es la llamada “Edad Media” en Europa, tiempo y lugar en el que la sociedad giraba entre dos ejes, por un lado el dominio absoluto de los señores feudales sobre sus tierras, las personas que las habitaban (sujetas al infamante “Derecho de Pernada” *), y el pago de alcabalas y rentas por vivirlas y explotarlas, mientras que el otro eje de control de la sociedad era ejercido por la iglesia católica imponiendo sus valores morales y culturales a través de amenazas ultraterrenas e infernales, así como con castigos muy mundanos que incluían la pena de muerte en la hoguera y/o el tormento, que se aplicaba de manera sistemática y con sevicia en todas las numerosas variantes del menú inquisitorial.

Al extrapolar la situación descrita a las condiciones actuales, encontraremos que la esencia ideológica y los valores que guían la conducta de la plutocracia que rige el neoliberalismo en este mundo globalizado, no se diferencia mucho de la que tenían los señores feudales de horca y cuchillo, ya que en ambos casos se destaca la carencia de humanismo, en la que al hombre común solamente se le considera como una pieza más en el aparato de producción y susceptible de ser explotado.

De la misma manera el papel de control que ejercía la iglesia católica en el medioevo feudal, en nuestros días lo están ejerciendo los medios de comunicación masiva, que de manera informal y aplicando técnicas psicológicas de inducción subliminal y/o de “mercadotecnia” engañosa, han impuesto modas y arquetipos sociales frívolos, aprovechándose de la ignorancia morbo, o candidez de las masas, de la misma manera que lo hizo la clerecía de la iglesia en el medioevo para manipular en su beneficio las conciencias de su clientela, buscando así erigirse en guías de los valores sociales y culturales a través de una continua y machacona repetición de sus modelos que supuestamente serían premiados con una felicidad eterna, mientras que actualmente los medios pretenden imbuirles en el inconsciente que la felicidad y el objetivo principal de la vida consiste en sentarse ante un televisor para entretenerse hipnóticamente con la programación que ellos ofrecen, llámese fútbol, cine, telenovelas, o concursos de mamarrachadas, para que minimicen u olviden los verdaderos problemas de la sociedad sumergiéndolos en un marasmo lúdico permanente, la esencia es la misma entre ambos ejes de manipulación de las conciencias, a pesar de mediar cinco siglos de historia entre ellos.

En ambos casos el objetivo ha sido adormecer voluntades y capacidad de razonamiento, para que las masas del pueblo sean obedientes a los mandatos que les impongan ya sean de orden legal o cultural, pero siempre para favorecer a una plutocracia, sea ésta feudal o neoliberal ya que ambas se han regido por la concentración de la riqueza en pocas manos (llámense éstas Baronías feudales ó Financieras), y la socialización de la miseria, creando un mundo de inequidad a nombre de una libertad individual y sin valores éticos, que la han vuelto egoísta y socialmente irresponsable, que en nuestros días utiliza el conocimiento y la tecnología como herramientas de dominio y explotación.

México contribuye a este ocaso cultural por la degradación de un sistema educativo que olvidó la enseñanza de valores, a la que hay que sumarle la defensa absurda de la mediocridad de los maestros que hacen algunos sectores “sindicales” asociados o apoyados por políticos oportunistas y apátridas, cerrando este círculo perverso los intereses de grupos financieros; De ésta manera todos ellos se han vuelto cómplices.. “¿involuntarios?”… de los medios masivos de información (radio, revistas, periódicos, y en especial la televisión), a quienes les conviene un pueblo ignorante y desciudadanizado que confunda tolerancia con sumisión, ya que será más fácil de reclutar y explotar, convirtiéndolo en clientela que regala su voto y su futuro a cambio de cualquier baratija como dádiva.

Ante este escenario decadente que solo conviene a los barones del dinero y a los manipuladores de conciencias, que augura un futuro sombrío para las generaciones venideras, cabría preguntarse… ¿Hay esperanzas de romper esta red de complicidades que parece buscar el hundimiento de los pueblos en la explotación manipulando las conciencias y tergiversando los valores?... y…  ¿Cuáles serían las acciones conducentes para rescatar a la sociedad actual de este proceso de imbecilización programada?

Para la primera pregunta  existe una respuesta categórica de afirmación si observamos el ejemplo de los países bálticos y otros de muy alta calidad de vida como Nueva Zelanda…¡ Sí !… ¡ Claro que Sí ! hay esperanzas de romper el círculo perverso de complicidades y red de corrupción que está ahogando nuestro futuro y nuestras esperanzas de desarrollo… ellos lo han logrado simplemente apostándole a un sistema educativo de excelencia, dignos de ser emulados, en los campos científico y tecnológico, que además inculca los valores esenciales de convivencia y honestidad desde los primeros años de la infancia, para formar verdaderos ciudadanos y no masas de acarreados que han renunciado a su dignidad como los que abundan en los países del tercer mundo.

A la segunda pregunta se puede responder que el primer paso sería devolverles la dignidad de verdaderos ciudadanos a la masa de acarreados, a través de una verdadera reforma educativa como la que han hecho los países antes mencionados, incluyendo la dignificación de los maestros en los órdenes académico, económico, y social.

______________

* “Derecho de pernada”.- Atribución que se arrogaban los señores feudales; Consistía en el privilegio de acostarse con la novia recién casada, antes que el marido



EEM

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...



Ver publicaciones anteriores de esta Columna