Internacional - Finanzas

Monedas de América Latina entran en aguas inexploradas en 2017 con Trump

2017-01-06

El sondeo sugirió que todas las principales monedas latinoamericanas probablemente se debilitarán...


Por Silvio Cascione

BRASILIA (Reuters) - Las monedas latinoamericanas tienen por delante un 2017 inestable, mostró el viernes un sondeo de Reuters, en momentos en que a los estrategas cambiarios les sigue siendo difícil evaluar el impacto de las posibles medidas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

El sondeo sugirió que todas las principales monedas latinoamericanas probablemente se debilitarán este año. El peso mexicano tendría un acercamiento constante a nuevos mínimos y el real brasileño posiblemente devolvería parte de su enorme avance del 2016.

Sin embargo, la intensidad de las bajas se muestra altamente incierta ya que los inversores todavía no tienen los detalles de las políticas de Trump. El presidente electo, que asumirá el 20 de enero, ha prometido construir un muro en la frontera con México e imponer aranceles comerciales más altos.

Además, las propuestas de Trump para alentar la expansión a través de la política fiscal conducirían a tasas de interés más altas en Estados Unidos, lo que a su vez reduciría el atractivo de las monedas latinoamericanas.

"Claramente, hay que dar un amplio margen a cualquier pronóstico para el peso por posibles oscilaciones en ambas direcciones, dado que la política comercial estadounidense ahora es una incógnita", dijeron economistas de CIBC.

La mediana de las estimaciones para el peso mexicano al cierre de 2017 se ubicó en 21,5 unidades por dólar, mostró la encuesta de Reuters. Las 26 proyecciones se recopilaron entre el martes y el jueves, considerando una tasa de referencia de 20,73 para el peso, su nivel de cierre del lunes.

El rango de pronósticos para el peso mexicano fue el más amplio desde que hace cinco años se introdujo el actual formato de la encuesta. La mayoría de las estimaciones oscilaron entre 18,55 y 23,50 pero uno de los estrategas, de Nomura, anticipó un nivel de 28 en diciembre.

El banco central de México ha alimentado cierta incertidumbre. El jueves, la entidad realizó una intervención sorpresiva, con la venta de al menos 1,000 millones de dólares para intentar combatir a los especuladores.

Algunos se han preguntado si los inversores están exagerando el potencial impacto de las medidas del presidente electo de Estados Unidos.

"El margen de maniobra de Trump no es tan alto, por lo que la posibilidad de un 'súper dólar' es baja", observó Catalina Tobón, jefa de estrategia y análisis de Old Mutual en Colombia.

En el resto de América Latina, los estrategas prevén que el peso argentino tendrá una depreciación de 11 por ciento a 18 unidades por dólar para fin de año y que el peso colombiano perderá un 5 por ciento para operar a 3.150 por dólar.

Para el real brasileño, el sondeo apuntó a una caída de 6 por ciento a 3,49 unidades por dólar pues se prevé que el banco central acelerará el ritmo de los recortes de tasas de interés para luchar contra la recesión en el país.

Pero las proyecciones también se mantuvieron dentro de un rango amplio, variando entre 3,0 y 3,9 reales por dólar para fin de año.

Aun cuando esta semana el real se ha fortalecido a máximos en casi dos meses, las previsiones continuaron en general sin cambios desde un sondeo de diciembre, señal de que el repunte de los últimos días probablemente será de corta duración.



yoselin