Turismo

Organización infantil canadiense cancela viajes a Estados Unidos por veto migratorio

2017-03-14

Estas medidas se adoptan después de que Trump proclamara el pasado 6 de marzo su nuevo decreto...


Toronto (Canadá), 14 mar (EFE).- Girl Guides, la organización canadiense femenina equivalente a los Boy Scouts, ha decidido cancelar todos sus viajes a Estados Unidos por la prohibición impuesta por el presidente de ese país, Donald Trump, a la entrada de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

Girl Guides tomó la decisión ante el aumento de casos de grupos procedentes de Canadá que han sufrido en la frontera con Estados Unidos el rechazo de algún viajero por razón de su país de origen o el de su familia, informaron hoy los medios locales.

En un comunicado colgado en su página web, Girl Guides señaló que "aunque Estados Unidos es un destino habitual para nuestros viajes, la capacidad de todos nuestros miembros de tener la igualdad de entrar en este país, es, en estos momentos, incierta".

"Esta decisión fue muy difícil. Esperamos que los miembros aprecien que refleja nuestro compromiso con la integración y la igualdad de oportunidades para todas las niñas y mujeres", añadió la organización.

La decisión se tomó después de que numerosos colegios de Toronto y otras ciudades canadienses decidieran cancelar viajes a Estados Unidos por la misma razón.

Estas medidas se adoptan después de que Trump proclamara el pasado 6 de marzo su nuevo decreto migratorio que prohíbe la entrada de refugiados al país y detiene la emisión de visados para los ciudadanos de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos ellos países de mayoría musulmana.

Toronto es considerada por la ONU como la ciudad más multicultural del mundo, con centenares de miles de personas procedentes de África, Asia y el Oriente Medio.

Más de la mitad de la población de la ciudad ha nacido en el extranjero o es la primera generación de canadienses en su familia.

En las últimas semanas se han multiplicado las denuncias en medios de comunicación de canadienses sobre musulmanes o hindúes que han sido rechazados en la frontera por los agentes estadounidenses.

Las acciones de los agentes fronterizos estadounidenses fueron abordadas por el ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, y el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, durante la visita que este último hizo a Ottawa la semana pasada.

Goodale declaró, tras el encuentro, que Washington se ha comprometido a estudiar la situación si los dos países detectan una "tendencia" evidente de aumento de canadienses que son rechazados en la frontera.

Por su parte, Kelly defendió a los agentes fronterizos estadounidenses y dijo que siempre que alguien es rechazado en la frontera es porque existen razones para hacerlo.

El titular de Seguridad Nacional añadió que el número de personas que son rechazadas es una proporción ínfima de las cerca de 400,000 personas que cada día cruzan la frontera entre los dos países.



yoselin