Internacional - Política

Harvey deja graves inundaciones en Houston; se esperan más lluvias

2017-08-28

El centro de la tormenta estaba el lunes a 148 kilómetros al suroeste de Houston y el...

Por Ruthy Munoz y Marianna Parraga

HOUSTON (Reuters) - La tormenta Harvey seguirá descargando lluvias sobre Houston en las próximas horas, mientras la ciudad lidia con inundaciones catastróficas y crecidas en los ríos a niveles históricos que obligaron a las autoridades a liberar agua acumulada en sus reservas para evitar posibles daños.

Harvey, el huracán más poderoso en Texas en más de 50 años, tocó tierra el viernes causando la muerte de al menos dos personas. El sistema se ha mantenido en torno a la costa del Golfo de México, donde se prevé que seguirá por varios días más.

El centro de la tormenta estaba el lunes a 148 kilómetros al suroeste de Houston y el pronóstico es que gire hacia la ciudad para el miércoles y que las peores inundaciones se produzcan entre ese día y el jueves.

En Houston, donde viven cerca de 2,3 millones de personas, las escuelas, aeropuertos y oficinas estaban cerradas. Las numerosas refinerías que se ubican en el área, el centro petroquímico y de refino de la nación, detuvieron sus operaciones y se mantendrían así por semanas.

Las lluvias afectaron zonas a 240 kilómetros de la ciudad, provocando crecidas en los ríos. Algunos lugares registran hasta 76 centímetros de lluvia, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El total de precipitaciones podría alcanzar los 127 centímetros en algunas zonas costeras de Texas para el final de la semana, el promedio para un año completo. Se espera que Harvey genere de 38 a 63 centímetros de lluvia hasta el viernes en el norte de la costa de Texas y hacia el suroeste de Luisiana, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

Más de 30,000 personas tendrán que refugiarse temporalmente en albergues, según cálculos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). En Dallas, a 386 kilómetros al norte de Houston, se estaba acondicionando un “mega albergue” para unos 5,000 evacuados, indicó la ciudad.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército dijo que estaba vaciando el agua de dos enormes cisternas al río Buffalo Bayou. Las cisternas constituyen una pieza principal del sistema de agua potable de Houston.

EVACUACIONES MASIVAS

Las autoridades ordenaron la evacuación de más de 50,000 personas de áreas de Fort Bend County, ubicada a unos 55 kilómetros al suroeste de Houston. Se prevé que el nivel del río Brazos alcance una altura máxima de 18 metros esta semana, una cota no registrada en al menos 800 años, según autoridades.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, señaló el domingo que no ordenó evacuar porque se temía que las personas quedaran atrapadas en las carreteras que actualmente están sumergidas. Brock Long, administrador de FEMA afirmó el lunes que “la evacuación de Houston podría tomar días, literalmente días”.

El presidente Donald Trump planea visitar Texas el martes para evaluar los daños. El lunes, el mandatario aprobó una declaración de emergencia para Luisiana.

Las autoridades proyectan que la reconstrucción tras los daños de Harvey tarde varios años. Meteorólogos recordaron al huracán Katrina, que devastó Nueva Orleans en el 2005, provocando la muerte de cerca de 1,800 personas.

Cerca de la mitad de la capacidad de refino de Estados Unidos está en la región del Golfo de México. Las plantas de toda la región paralizaron su actividad, entre ellas la refinería Baytown de Exxon Mobil, la segunda mayor del país.

La menor producción podría afectar el suministro de gasolina en todo el sudeste de Estados Unidos y otras zonas del país. Más de 2,3 millones de barriles de capacidad estaban en pausa durante la mañana del lunes, equivalentes a un 13 por ciento de la producción diaria de la nación.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos tocaron máximos de dos años. A su vez, los futuros del petróleo en Estados Unidos caían debido a que el cierre de refinerías podría reducir la demanda por crudo local.


 



regina