Internacional - Política

Trump cumplió visita a Puerto Rico sin evitar la controversia

2017-10-04

El viaje del gobernante republicano para evaluar los daños causados por el huracán...

 

Washington, 3 oct (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, regresó hoy a esta capital tras realizar una visita a la devastada isla de Puerto Rico en la que dialogó con autoridades y residentes, y generó nuevas polémicas con sus comentarios.

'Mi administración continuará trabajando con el gobernador Ricardo Rosselló y su equipo. ÂíSe están haciendo grandes progresos', expresó el jefe de la Casa Blanca tras dejar el territorio caribeño, que tiene estatus de Estado Libre Asociado de su país.

El viaje del gobernante republicano para evaluar los daños causados por el huracán María a su paso por Puerto Rico el pasado 20 de septiembre, estuvo precedido por fuertes controversias por su demora en pronunciarse sobre la situación de la isla y sus ataques contra la alcaldesa de San Juan, Carme Yulín Cruz.

Durante su estancia de este martes el mandatario dio declaraciones junto al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, realizó un sobrevuelo en helicóptero para observar el desastre y visitó una iglesia en Guaynabo, un municipio menos golpeado que otros por el organismo.

En su visita el presidente norteamericano no hizo ningún anuncio sobre las medidas que tomará para apoyar la recuperación del territorio, sino que enfocó su mensaje en agradecer y felicitar a las agencias federales por su trabajo en las dos últimas semanas, indicó el diario local El Nuevo Día.

Como parte de sus declaraciones Trump expresó: 'Odio decirte, Puerto Rico, pero has sacado nuestro presupuesto un poco fuera de control', en lo que pareció un intento de broma, pero que provocó críticas en las redes sociales y los medios.

Igual molestia generó en muchas personas sus comparaciones entre el impacto de María y el del devastador Katrina, que destruyó el estado norteamericano de Luisiana en 2005.

Según Trump, la gente en Puerto Rico debería estar 'muy orgullosa' de que su número oficial de muertos fuera solo de 16 'frente a literalmente miles' en Katrina.

Medios estadounidenses también calificaron otros momentos como 'extraños', entre ellos cuando el gobernante arrojó toallas de papel a una multitud, o cuando le dijo a una familia que enfrenta las consecuencias del huracán: 'Vamos a ayudarte. Que lo pases bien'.

Un análisis de la cadena CNN indicó que el presidente se enfrentó hoy a una importante prueba: mostrar a los ciudadanos estadounidenses que luchan por sobrevivir en la isla que comprendía su situación, que simpatizaba con ellos y que estaba haciendo todo a su alcance para mejorar las cosas.

'El falló. Enormemente', resumió la televisora el resultado de la visita.

Tras la partida del mandatario, un portavoz del gobernador de Puerto Rico elevó a 34 el número de muertes vinculadas con el organismo tropical, mientras más del 90 por ciento de los puertorriqueños siguen sin electricidad y solo funciona el 22 por ciento de las torres de telecomunicaciones.



yoselin