Internacional - Política

Cinco magistrados huyen de Venezuela para sumarse al Supremo en el exilio 

2017-10-12

Elenis Rodríguez, una vez atravesada la frontera, ha asegurado que el gobierno de...

DANIEL LOZANO / El Mundo

"Salimos rumbo a la libertad". Elenis Rodríguez, reconocida activista de derechos humanos, ha anunciado al mundo que los cinco magistrados asilados en la Embajada de Chile en Caracas han escapado de Venezuela aprovechando la madrugada. Han permanecido en la legación diplomática durante tres meses, al resguardo del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), que sí logró capturar, y encarcelar, a tres de sus compañeros.

La fuga, un nuevo capítulo del surrealismo trágico que abate a Venezuela, se produce en vísperas de que mañana se constituya y juramente, en las instalaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Tribunal Supremo de Justicia en el Exilio. En el acto participarán buena parte de los 33 magistrados que fueron designados en julio por el Parlamento venezolano para reemplazar a los jueces chavistas del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) oficialista. Se trata de un hecho que no tiene precedentes en la historia de Venezuela.

Elenis Rodríguez, una vez atravesada la frontera, ha asegurado que el gobierno de Nicolás Maduro no les había concedido salvoconductos, por lo que decidieron huir el martes apoyándose en sus familiares. Sobre todos ellos pendía la amenaza lanzada por el presidente, quien aseguró que serían apresados "uno a uno". Las cuentas y bienes de todos ellos fueron embargados. Los magistrados Beatriz Ruiz, Zuleima del Valle, Luis Marcano y José Núñez Sifontes acompañan a la activista en su aventura.

De esta forma, la mayoría del tribunal paralelo ha logrado salir del país. El caso más llamativo de los que todavía permanecen en Venezuela es el de Ángel Zerpa, quien funge como presidente de la Sala Política-Administrativa. El magistrado protagonizó una huelga de hambre de 20 días tras ser detenido a finales de julio. Zerpa estuvo encarcelado en la siniestra sede del Sebin, al igual que una quincena de presos políticos, entre ellos el hispano venezolano Yon Goicoechea. Al ser liberado le impusieron medidas cautelares, que le impiden salir del país.

Los otros dos magistrados que fueron capturados por la policía política del chavismo renunciaron a sus cargos, incluso uno de ellos negó su nombramiento, pese a las imágenes que confirman su presencia en el acto público.

Un escenario que enfurece al oficialsimo

El lugar elegido, la sede de la OEA en Washington, otorga trascendencia al acto, lo que ha provocado la furia de las autoridades bolivarianas, pese a que el organismo panamericano se ha cuidado de anunciarlo formalmente (ni siquiera aparece en su agenda del mes). En principio son los propios magistrados quienes aseguran que su Corte en el Exilio nacerá en las instalaciones de la OEA, como también lo confirmó Carlos Negret, Defensor del Pueblo de Colombia, tras reunirse con Luis Almagro, secretario general de la OEA.

"Es un plan macabro, un plan realmente siniestro", denunció Tarek William Saab, nombrado tras la destitución ilegal de la fiscal rebelde, Luisa Ortega. Para la revolución, la proclamación de mañana se trata de una "amenaza" procedente de "esta írrita y pseudoinstancia judicial en la OEA, que ni siquiera tiene atribuciones judiciales para nada".

"Vamos a trabajar para rescatar la ley en Venezuela. Nuestro trabajo es recuperar la institucionalidad, nuestra independencia, porque el Estado actualmente está bajo secuestro", ha adelantado Miguel Ángel Martín, quien presidirá el tribunal en el exilio. El magistrado ha adelantado cuál es la agenda de trabajo de una corte tan especial: las violaciones de derechos humanos, los delitos de lesa humanidad, tortura, legitimación de capitales y narcotráfico.

Alejandro Rebolledo, uno de los jueces "estrella" del nuevo tribunal y abogado penalista especializado en el crimen organizado, ha mantenido una reunión con Ortega en Bogotá. "Los delitos de la delincuencia organizada no van a quedar impunes", ha concluido tras el encuentro.

El juez ya ha identificado al menos 100 fortunas venezolanas en EU que estarían vinculadas a la corrupción o al narcotráfico. También ha insistido que el dinero fugado desde Venezuela se encuentra en paraísos fiscales de Panamá, Islas Caimán, Líbano, Belice, Barbados, Antigua y Luxemburgo. Según los datos que manejan la comisión de investigación de la Asamblea Nacional y los que han aportado antiguos dirigentes chavistas, como el ex vicepresidente económico Jorge Giordani, el dinero desviado durante los casi 19 años de chavismo oscila entre 350,000 y 500,000 millones de dólares.

De esta forma, Venezuela contará con un Supremo y una Fiscalía que trabajarán en el exilio, y que de hecho ya lo están haciendo de forma conjunta. Ortega no podrá asistir a la sesión de mañana, al negarle Washington su visa de entrada el país por denuncias previas a su rebelión contra Maduro.

Todos los jueces de este tribunal saben que el principal obstáculo que enfrentan es el peligro de que sus sentencias sean solamente simbólicas y que carezcan de efectividad, algo que pretenden combatir actuando en conjunto con otros tribunales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.



yoselin