Nacional - Política

Peña Nieto elije candidato y "une" a la oposición 

2017-11-28

"México no necesita más de lo mismo que representa el PRI",...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 28 NOV - Un rechazo casi unánime en la oposición recibió la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de proponer a uno de sus allegados, José Antonio Meade, como candidato a sucederlo por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los opositores lo menosprecian y lo califican con desdén como un "garante de la continuidad".
    
"México no necesita más de lo mismo que representa el PRI", señaló Ricardo Anaya, el líder nacional del PAN y posible candidato presidencial sobre el anuncio de que el ex ministro de Finanzas José Antonio Meade se perfila a convertirse en aspirante presidencial para los comicios del 1 de julio del 2018.
    
"Es un títere de la mafia del poder. Ni siquiera lo conocen.
    
Es el menos conocido (...) La ponen fácil. Les vamos a ganar", afirmó el izquierdista Andrés López Obrador, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el que encabeza las encuestas en los últimos meses.
    
La única voz discordante fue la del presidente del Senado, que pertenece al conservador Partido Acción Nacional (PAN, derecha), Ernesto Cordero, quien dijo que Meade es "técnicamente impecable, es honrado" y opinó que el PRI "mandó su mejor carta".
    
Ex ministro de Energía y de Finanzas durante el gobierno de Calderón, del PAN, y de Desarrollo Social, Relaciones Exteriores y Finanzas en el de Peña Nieto, de 48 años, Meade es abogado y economista, con doctorado en la reputada universidad estadounidense de Yale. Sin embargo, su impecable hoja de servicios y su indiscutible prestigio no impidió que le llovieran las críticas de la oposición, que coincidió en que Meade representa "más de lo mismo", es decir, mantener la política neoliberal que arrojó dos millones de personas más hacia la pobreza entre 2012 y 2014.
    
Sin embargo el anuncio de que Meade es el candidato virtual para la disputa presidencial de 2018 no fue en sí mismo sorpresivo.
    
Meade figuraba como el más adelantado en los corrillos políticos, tanto por su perfil tecnocrático, que caracteriza a la mayoría de los miembros de la élite gobernante, como por su buena imagen, atribuida a que no pertenece a las dos fuerzas políticas que han dominado la escena política en las últimas ocho décadas.
    
Las críticas se enfocaron también a la repetición del ritual que rige desde el nacimiento del PRI, en 1929, por el cual el presidente en turno elige a su sucesor y lo impone a su partido, que sólo se limita a arroparlo y ungirlo como el "elegido".
    
"Es el regreso del dedazo (elección a dedo) en su máximo esplendor. El ritual nos retrasa 25 años en el tiempo. Es una vergUenza", afirmó Margarita Zavala, la aspirante independiente a la presidencia y esposa del ex presidente Felipe Calderón (2006-2012). Contra lo que se esperaba, que hubiera una competencia abierta en la que por el voto de los militantes del PRI se escogiera al mejor hombre para competir por la presidencia, hace unas semanas la poderosa formación política optó por decidir que fuera electo mediante el voto de una convención de delegados. Además, en agosto pasado abolió la rígida regla según la cual el aspirante debía tener el carnet del partido, para abrir la puerta a los llamados "simpatizantes", lo que fue interpretado como "un traje a la medida" para Meade.
    
Otros miembros del gabinete que competían por la candidatura, como el ministro del Interiorm Miguel Osorio, tercero en las encuestas a nivel nacional, así como el de Educación, Aurelio Nuño, y el de Salud, José Narro, se limitaron a felicitar a su colega y desearle éxito.
    
Aurelio Nuño, José Narro Robles, Enrique de la Madrid y Miguel Ángel Osorio Chong le dieron su apoyo al aspirante a una candidatura del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade.
    
"Todo mi respaldo a mi amigo José Meade, gran mexicano y funcionario ejemplar. Bajo su liderazgo nuestro país seguirá avanzando en la transformación que se necesita para que el siglo XI sea el gran siglo de México", afirmó Nuño.
    
El sector empresarial también saludó la inminente candidatura de Meade y los cambios en el gabinete y dijo que "continuaremos en el diálogo constante con el gobierno para impulsar un manejo sano de las finanzas y consolidar la estabilidad macroeconómica". 



yoselin