Migración

Portazo a plan global de ONU sobre migrantes 

2017-12-04

Pero el acuerdo, contenido en la llamada Declaración de Nueva York que había sido...

   
(ANSA) - NUEVA YORK, 3 DIC - Estados Unidos anunció su retiro del Pacto Global de Naciones Unidas sobre la Migración y Refugiados, firmado en septiembre de 2016.
    
La embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, explicó al dar el anuncio que el tratado "no está en línea con las políticas para la inmigración y los refugiados y los principios del gobierno Trump".
    
"Nuestras decisiones sobre la inmigración deben ser siempre tomadas por los estadounidenses y solo por los estadounidenses", agregó.
    
"La misión estadounidense en la ONU informó al secretario general que Estados Unidos pone fin a su participación en el Acuerdo Global sobre la Migración", afirmó Haley. En el comunicado la diplomática expresó que "Estados Unidos está orgulloso de su legado de inmigración y su liderazgo en el apoyo a las poblaciones de inmigrantes y refugiados en todo el mundo".
    
Pero el acuerdo, contenido en la llamada Declaración de Nueva York que había sido suscripta por el ex presidente Barack Obama el año pasado, contiene "disposiciones que no están en línea con las políticas norteamericanas. Por eso el presidente Trump decidió que Estados Unidos deben poner fin a su participación al proceso".
    
"Seremos nosotros los que decidiremos cómo controlar mejor nuestras fronteras y quién estará autorizado a entrar a nuestro país. El enfoque global de la Declaración de Nueva York no es simplemente compatible con la soberanía estadounidense", remarcó Haley.
    
El Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, se manifestó de acuerdo, al declarar que la iniciativa de la ONU pone en riesgo "los derechos soberanos de Estados Unidos en el cumplimiento de leyes sobre la inmigración y de tutela de las fronteras".
    
"No podemos simplemente sostener de buena fe el acuerdo", agregó Tillerson.
    
En Naciones Unidas se respiró un aire de desilusión y amargura por la decisión de Estados Unidos de dejar de lado el acuerdo previo suscripto por unanimidad en 2016 y que deberá ratificarse el año próximo con la firma definitiva.
    
"La migración es un fenómeno global que requiere una respuesta global y el multilateralismo permanece como el mejor camino para enfrentar las crisis globales", afirmó el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Miroslav Lajcak, al tiempo que invitó a la ONU a no renunciar y perder la ocasión "para mejorar las vidas de millones de personas en el mundo". Pero el multilateralismo alegado por Lajcak en un tema delicado como la inmigración no está conforme a los principios de la administración Trump, que hizo de la lucha contra los inmigrantes clandestinos uno de sus eslóganes de campaña electoral. Así lo demostró el mandatario estadounidense con su propuesta de construir un muro a lo largo de toda la frontera con México y también con los controvertidos decretos que emitió con prohibiciones de ingreso a ciudadanos de determinados países con mayoría religiosa musulmana. Desde que asumió, Trump canceló varios acuerdos internacionales firmados por su antecesor, Barak Obama, como el más resonante caso de los Acuerdos de París sobre el Cambio Climático y también suspendió la participación de Estados Unidos en la UNESCO.
    
Y aún persisten las "amenazas" del magnate republicano de hacer lo mismo con la integración de su país en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que considera le reporta gastos excesivos y mayores a los de otros países, así como la voluntad de salir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta) vigente con México y Canadá, y del Acuerdo Nuclear con la República Islámica de Irán.
    
El último retiro estadounidense se produjo además en la vigilia de la reunión del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Legal que debatirá del 4 al 6 de diciembre en Puerto Vallarta, oeste de México, como preparación para la firma definitiva en septiembre de 2018.



yoselin