Nacional - Economía

Prevén "contagio" de reformas previsionales

2017-12-21

Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el...


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 21 DIC - La escalada de reformas a los sistemas de pensiones en América Latina alcanzarán a México más temprano que tarde, pues expertos y empresarios las consideran inevitables pero no se descartan reacciones de los sectores afectados similares a las de otros países de la región.

La diferencia con los cambios en realizados en naciones como Brasil, Chile, Perú y Argentina es que afectaría más a los empresarios que a las personas beneficiadas, por cuanto ya el esquema imperante se considera a todas luces injusto por cuanto se estima que profundiza la desigualdad social.

Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), señaló que ante las reformas gestadas en América Latina en este sector, México debe poner "sus barbas a remojar", ya que en los próximos años será "inevitable realizar una reforma".

"Para todos los países de América Latina se está volviendo prioritario el tema de las pensiones", afirmó el funcionario.

"Tenemos que actuar porque eventualmente podríamos estar en una situación similar si no atendemos nuestro sistema de pensiones, independientemente de si estamos de acuerdo con los cambios que se están dando" en los países latinoamericanos, declaró.

Las declaraciones de Ramírez surgieron después de la reforma del gobierno del presidente Mauricio Macri en Argentina, enmarcada en una huelga general de 24 horas, y que generó un fuerte rechazo de la oposición y de los sindicatos debido a un recorte en los ingresos de los jubilados.

Ramírez precisó que el país que "tiene el problema más grave de pensiones en América Latina es Brasil" pero "está tratando de responder a un problema fiscal a través de una reforma, porque nadie quiere perder beneficios".

El directivo sostuvo que hay premura para hacer adecuaciones a la reforma de pensiones en México, por lo que no es una opción. "Actualmente no es una bomba, pero mientras más se tarden estos cambios, será más costoso socialmente hablando", expuso.

Desde hace tiempo, la Asociación mexicana de Afores (Amafores) señaló que es "necesaria y urgente" una reforma en el sistema de pensiones ante un país que envejece.

Sin embargo, consideró "complicado realizarla ante el hecho de que no se puede llegar a un acuerdo en quién debe pagar el incremento de las aportaciones que se hacen para el ahorro del retiro".

La secretaria general del Consejo Nacional de Población (Conapo), Patricia Chemor, vaticinó hace poco que la cifra de personas mayores de 60 años, que actualmente es de casi 13 millones de personas, aumentará a 32,4 millones para 2050, es decir, dos veces y media.

Actualmente, de cada ocho pesos que van a dar a la cuenta de retiro, el trabajador aporta un peso, el gobierno 50 céntimos y el empleador seis pesos. Berenice Ramírez, experta en pensiones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), propuso "un diálogo serio que revise el sistema actual y que diseñe otro que sí permita avanzar a la universalización del sistema de seguridad social".

Es necesario que "sea sostenible financiera y socialmente ante los cambios demográficos y la transición laboral", expuso.

A 20 años del Sistema de Ahorro para el Retiro vigente, "la cobertura sigue siendo baja, no resuelve la sostenibilidad del sistema de pensiones y sobre todo genera incertidumbre de las pensiones que recibirán los trabajadores", señaló. "No se trata de ahorrar más, ni de incentivar el ahorro voluntario, sino de cambiar el diseño actual. El diálogo no puede quedarse en mejorar las cuentas individuales, sino también ver opciones de fondos colectivos", afirmó.

Para la experta, los rendimientos que se otorgan a los trabajadores son muy bajos, pues son devorados por la inflación.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recomendó una reforma al sistema en México por cuanto las contribuciones son insuficientes "para asegurar una pensión de 50% al último salario del trabajador".

De acuerdo con el organismo, se requiere al menos duplicar la aportación promedio del beneficiario. (ANSA).  



yoselin

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...