Internacional - Economía

Cataluña pierde el liderazgo económico

2017-12-27

Tras el referéndum independentista del 1 de octubre, sufrió una disminución...

Por Mónica Uriel

   
(ANSA) - MADRID, 27 DIC - Madrid arrebatará por primera vez el liderazgo en contribución al Producto Interno Bruto (PIB) español a Cataluña, región a la que el proceso independentista comienza a afectar su economía.

Las previsiones para 2018 difundidas hoy indican que Cataluña perderá una décima de cuota que ganará Madrid.

Así, la capital española contribuirá un 19,1% del PIB español, frente al 18,9% que pasará a tener la comunidad autónoma, según estimaciones del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) y la organización sin fines de lucro Funcas.

El BBVA prevé un crecimiento del 2,7% para el próximo año en Madrid y un 2,1% en Cataluña. "De cumplirse nuestras previsiones para 2018, el PIB de Madrid sería de 232.843 millones, y podría superar cuando menos en un 0,2% al de Cataluña, de 232.324 millones", según explicaron en el BBVA. Según Funcas, la diferencia sería todavía mayor, con una ventaja de 2.799 millones de euros a favor de Madrid, que crecería en 2018 un 3,3% frente a un 1,7% de la comunidad autónoma. En 1980 el aporte de la capital española al PIB nacional era del 15,6%, más de tres puntos por debajo de Cataluña, con un 18,8%. Los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona en 1992 atrajeron la inversión extranjera a la región y la consolidaron como primer destino nacional a nivel turístico, con la mayor cuota de exportaciones a nivel nacional. A partir de 2008 la diferencia entre ambas ciudades se empezó a recortar y en los últimos años se mantuvo en medio punto de distancia. Por su parte, el Banco de España calcula, según hizo público hoy, que el crecimiento económico del cuarto trimestre de 2017 fue del 0,8%, lo que supone mantener la misma tasa del tercer trimestre, gracias a la fortaleza del mercado exterior que contrarrestó los efectos adversos de la incertidumbre en Cataluña, que empieza a arrastrar a la región.

Tras el referéndum independentista del 1 de octubre, sufrió una disminución del turismo, de los precios de la vivienda y en las ventas de grandes y pequeñas superficies.

Incluso más de 3,000 empresas trasladaron su sede social fuera de Cataluña, lo que benefició a las limítrofes Aragón y Valencia, además de Madrid.

"El fortalecimiento de los mercados de exportación habría contrarrestado los efectos adversos derivados del aumento de la incertidumbre por la situación política en Cataluña que, de acuerdo con la información disponible, se habría concentrado especialmente en esa comunidad autónoma", explicó el Banco de España en su informe.

La actividad económica se habría desacelerado en la última parte del año en Cataluña en mayor medida que el promedio de otras regiones. Para los próximos ejercicios, el Banco de España prevé que el PIB del país crezca un 2,4% en 2018 y un 2,1% tanto en 2019 como en 2020. 



regina