Internacional - Economía

Crisis catalana pudo costar ya 1,000 millones de euros

2018-01-02

Esto "supone que ha podido costar perfectamente ya unos 1,000 millones de euros", sostuvo...

 


(ANSA) - MADRID, 2 ENE - La crisis de Cataluña "ha podido costar ya 1,000 millones de euros", dijo hoy el ministro de Economía de España, Luis de Guindos.

Esta cifra responde a la desaceleración de 4 o 5 décimas del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) catalán -entre el 0,9 y el 0,4%- en el cuarto trimestre del pasado año, que es de 200,000 millones de euros, explicó en una entrevista a Cadena Ser.

Esto "supone que ha podido costar perfectamente ya unos 1,000 millones de euros", sostuvo Guindos. Cataluña estaba creciendo por encima de la media de España, era "uno de los motores fundamentales de la recuperación económica, y sin embargo en el cuarto trimestre se convirtió en un lastre". La desaceleración "pone de manifiesto la enorme incertidumbre e inquietud y desconfianza que generó las decisiones del anterior gobierno catalán", apuntó en referencia a la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre y a la aprobación de la declaración de independencia el 27 de ese mes en el parlamento catalán. "La vía unilateral se ha puesto de manifiesto que no va a ningún sitio, como consecuencia de la ilegalidad, de la irracionalidad económica, de que tiene en contra a toda Europa y a la comunidad internacional", dijo el ministro. Guindos espera que el nuevo gobierno catalán que salga del parlamento tras las elecciones del 21 de diciembre "sea consciente de los costes que está teniendo esta política y abandone ese planteamiento y la vía unilateral quede aparcada definitivamente".

Tras el referéndum independentista del 1 de octubre más de 3,000 empresas cambiaron su sede social fuera de Cataluña, donde se redujo el turismo extranjero, el consumo y el mercado de viviendas. Además, según reveló el ministro, la crisis de Cataluña tuvo un coste "en términos de agencia rating que nos iba a subir ya prácticamente a notable alto". "Pero no lo hizo como consecuencia de la incertidumbre y por el planteamiento del gobierno catalán", acotó. La velocidad de crucero que la economía española ha desarrollado desde 2015, con crecimientos superiores al 3% durante tres ejercicios, se moderará en 2018, según las previsiones del Gobierno y de los organismos nacionales e internacionales. Una ralentización cuya intensidad dependerá en gran medida de la evolución de la crisis en Cataluña, donde los recientes resultados electorales no han despejado el panorama de incertidumbre. Esa cuestión interna es la "única sombra que se cierne sobre la economía", subrayó días atrás presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al hacer balance del año que acaba. Ahora, es el ministro de Economía el que carga con presión sobre las nuevas autoridades catalanas. 



yoselin