Nacional - Seguridad y Justicia

Delincuencia cobra costosa factura a empresas

2018-01-10

Le siguen en importancia los estados de Baja California (noroeste), Nuevo León (noreste),...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 10 ENE - El crimen en México le está costando muy caro a los empresarios, que se quejan de haber perdido el equivalente a unos 2,100 millones de dólares en 2017 solo para prevenirse contra la delincuencia o por dinero que dejaron de ganar debido a la ola de robos, asaltos y extorsiones.

Los más afectados son los hombres de negocios en la Ciudad de México, seguidos del vecino estado de México, y los estados de Guerrero (sur), Guanajuato (centro) y Tamaulipas (norte), de acuerdo con la firma Sí Consultores.

Le siguen en importancia los estados de Baja California (noroeste), Nuevo León (noreste), San Luis Potosí (norte) y Michoacán (sur).

El robo, secuestro de carga o de equipo de autotransporte y las extorsiones son algunas de las acciones que más sangrías provocan en las empresas privadas, de acuerdo con organizaciones empresariales.

Al menos 30,000 negocios de 58 ciudades fueron golpeadas por la peor ola criminal en la historia reciente de México, que inició hace 11 años cuando el gobierno lanzó una objetada cruzada contra el crimen con apoyo masivo del Ejército y la Marina que arroja hasta ahora unos 235,000 muertos y 30,000 desparecidos.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD), la Confederación de Cámaras Industriales (Concamín) y la Cámara Nacional de la Industria de Transformación así como las organizaciones de transportistas reportan pérdidas crecientes principalmente en una decena de estados, un tercio del total.

Los gastos de las compañías para la seguridad se han elevado en proporciones a veces difíciles de manejar, de acuerdo con Plácido Garza, de Sí Consultores, citado por el diario Reforma. Un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), difundido en 2016, señaló que en los dos años anteriores aumentó de 33,6 a 35,5% la cifra de empresas que fueron blanco de los infractores de la ley.

De acuerdo con el organismo, de las 4,5 millones de compañías registradas en México, 1,6 millones fueron afectadas por delitos como asalto de mercancías, robo hormiga, fraude, corrupción y extorsión, entre otros.

El informe reveló que este es sólo un leve atisbo al tema, ya que la "cifra negra" o número de delitos no denunciados o no investigados por las autoridades contra los negocios privados ascendió a 90,3%. La Encuesta Nacional de Victimización de las Empresas 2016, arrojó que los actos de la delincuencia, la inseguridad y la violencia que impera en diversas partes del país causaron pérdidas al sector de unos 1,200 millones de dólares, 16,80% más respecto a la encuesta anterior levantada en 2013.

El costo promedio por cada acción delictiva contra el gremio empresarial es del equivalente a unos 3,000 dólares.

Las empresas recurren a todo tipo de acciones para "blindarse" de la acechanza de los delincuentes, como alarmas, circuitos cerrados con videocámaras, cerraduras sofisticadas, muros y cercas electrificadas, guardias privados en camiones, así como dispositivos de alta tecnología contra ataques cibernéticos.

De hecho, más de la mitad de las pérdidas (52,2%) se deriva del gasto en esos artefactos y mecanismos sofisticados, que a veces son insuficientes porque los criminales siempre van, a juicio de los entendidos, "un paso adelante".

A veces inclusive los maleantes utilizan métodos muy rudimentarios para perpetrar sus robos, como ha sucedido con una ola reciente de asaltos a joyerías en lujosos centros comerciales de la capital mexicana.

Los ladrones suelen emplear martillos y mazos para romper los escaparates y apoderarse de valiosos relojes y alhajas.

Los miembros de las bandas sólo tienen que ir bien disfrazados para no dejar ver su rostro, estar armados hasta los dientes y organizar un buen plan de huída para perpetrar sus atracos, y pocas veces son atrapados.

Por ello, un gasto menor, pero no menos importante, es el que emplean las empresas en adquirir seguros contra robo (5,8%) cuyas primas han venido aumentando exponencialmente en los últimos años, a medida que crece la criminalidad.


 



regina