Internacional - Seguridad y Justicia

Reino Unido logra el respaldo de Estados Unidos, Alemania y Francia para culpar a Rusia del 'caso Novichok'

2018-09-06

Según la investigación policial, los dos sospechosos, de unos 40 años,...

CARLOS FRESNEDA | El Mundo


El Gobierno británico ha logrado el respaldo de Estados Unidos, Francia, Alemania y Canadá a una declaración conjunta acusando al Gobierno ruso de haber aprobado "casi ciertamente" el ataque con un agente químico en la localidad de Salisbury, el pasado 4 de marzo, dirigido contra el ex espía Sergei Skripal y su hija Yulia.

El comunicado, firmado al alimón por Theresa May, Donald Trump, Emmanuel Macron, Angela Merkel y Justine Trudeau, reitera "la indignación por el uso del agente químico conocido como Novichok" y otorga "plena confianza" a la investigación de la policía británica que apunta a dos agentes de los servicios de inteligencia militar rusos (GRU) comos sospechosos del ataque.

Reino Unido ha llevado el incidente al Consejo de Seguridad de la ONU, mientras Rusia negaba su implicación en el caso y asegura no tener información relevante de Alexander Petrov y Ruslan Borishov, los dos supuestos agentes identificados por la policía británica.

La propia Theresa May durante su intervención en el Parlamento el miércoles, recalcó que el GRU es "una organización altamente disciplinada y con una bien establecida cadena de mando", y aseguró que la operación "fue seguramente aprobada a un alto nivel por el estado ruso".

Ben Wallace, subsecretario de Seguridad británico, fue más allá en las acusaciones y aseguró que el presidente Vladimir Putin es "el responsable en última instancia" del ataque con Novichok contra los Skripal. "El GRU no actúa por cuenta propia, sino que está vinculado con el ministro de Defensa y con el Kremlin", declaró Wallace a la radio de la BBC. "Por supuesto que él [Putin] es reponsable como líder del Estado".

May acusó a los servicios de inteligencia rusos de estar "socavando persistentemente nuestra seguridad y la de nuestros aliados alrededor del mundo". La 'premier' prometió "desplegar el rango más amplio de recursos de nuestra seguridad nacional para contrarrestar la amenaza que supone el GRU", aunque no especificó la naturaleza de las represalias, más allá de las sanciones económicas impuestas en los últimos meses.

Según la investigación policial, los dos sospechosos, de unos 40 años, llegaron al aeropuerto londinense de Gatwick el pasado 2 de marzo y se instalaron por dos noches en el hotel City Stay Hotel de Londres. Usaron sendos pasaportes a los nombres de Alexander Petrov y Ruslan Borishov, pero la policía sospecha que pudieran esconderse tras identidades falsas. Realizaron una primera visita de reconocimiento a Salisbury un día después y perpetraron el ataque con el agente químico el 4 de junio.

La policía difundió imágenes de los dos sospechosos a su paso por el aeropuerto y asegura disponer de grabaciones de las cámaras de seguridad que demuestran la presencia de los dos sospechosos en las inmediaciones del hogar de los Skripal horas antes de consumar el ataque.

El mismo día en que el ex espía y su hija fueron encontrados inconscientes en un banco, junto a un centro comercial en Salisbury, los supuestos autores pillaron supuestamente un vuelo de vuelta a Moscú a las 22,30 desde el aeropuerto de Heathrow. La fiscalía británica les acusa de "conspiración para cometer asesinato" y ha reclamado una orden europea de arresto.
 



regina