Nacional - Finanzas

Slim y Hank Rhon, probables participantes en Santa Lucía; se mostraron respetuosos: AMLO

2018-11-07

Los asistentes al encuentro con el próximo presidente representan a las empresas con las que...

María Fernanda Navarro

(Forbes).- Es muy probable que las empresas afectadas por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) participen en la construcción de la terminal de Santa Lucía y la renovación de los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca, afirmó el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

El futuro mandatario se reunió esta tarde con 16 directivos y representantes de las empresas contratistas para las obras del NAIM en Texcoco.

“Se mostraron muy respetuosos de la decisión que tomaron los mexicanos que participaron en la consulta”, dijo López Obrador.

“Continúa el programa en su versión nueva, es decir, mejorar el antiguo aeropuerto, mejorar el de Toluca y construir dos pistas en la nueva terminal de Santa Lucía”, añadió.

Entre los asistentes a la reunión en un restaurante de Polanco estuvieron Héctor Ovalle Favela, presidente de Coconal; Santiago Villanueva Martinez, director general de VISE; Antonio Gómez, de CICSA Carso Infraestructura y Construcción; Hipólito Gerard, director general de Constructora y Edificadora Gia, y Olegario Vázquez Aldir, director general de Prodemex.

También acudieron Carlos Hank Rohn, director de La Peninsular Compañía Constructora; Guadalupe Phillips, directora general de ICA; Juan Diego Gutiérrez Cortina de Epcor; Enrique Alonso Zúñiga, de SACYR; Sergio Ramírez Lomelí, de Acciona Infraestructuras; Javier Pérez, de Construcciones Aldesem; Moisés Zecua, de Jaguar Ingenieros; Víctor Ortiz, de IDISA, y Juan Carlos Santos Fernandez, de ICA Flúor.

Antonio Gómez, director general de Grupo Carso, asistió en representación de Carlos Slim.

Los asistentes al encuentro con el próximo presidente representan a las empresas con las que se contrató 92.5% del total de las obras.

En tanto, el 7.5% de los contratos restantes proviene de 300 empresas que no acudieron a la reunión, detalló Javier Jiménez Espriú, propuesto para ser secretario de Comunicaciones y Transportes.

El mandatario electo aseguró que los empresarios no presentarán ninguna denuncia ni amparo ante la cancelación del proyecto en Texcoco.

“Es muy probable que participen en Santa Lucía y también en otras obras”, señaló.

El futuro secretario de Comunicaciones y Transportes afirmó, a su vez, que los contratos se finiquitarán conforme a lo establecido en la ley.

“Vamos a pagar todos los gastos no recuperables, ellos mandaron a hacer unas trabes. Vamos a ver cómo podemos aprovechar todo lo que ya está y hay muchas, vamos a ver qué vamos a hacer sobre la plataforma que ya se construyó. No hay ninguna penalización, el gobierno no acepta penalizaciones en los contratos, en ninguno cuando se trata en una obra de interés público”, dijo al concluir la reunión.

Sobre Slim, Jiménez Espriú refirió que no estuvo presente porque salió de viaje, pero que anteriormente pudo comunicarse con él y ofreció su respeto a la cancelación del NAIM.

“Hablé con el ingeniero Slim, salió de viaje. Él me dio su total solidaridad y me dijo quién iba en su representación y que iba con la instrucción muy clara de ‘decirle al licenciado López Obrador y a ti que con todo el entusiasmo los vamos a apoyar’, que ellos querían que se siguiera la obra del aeropuerto con toda franqueza, pero respetaban la definición y ‘estamos en la mejor disposición de llegar a la solución más adecuada y participar en el desarrollo del país’”, expresó.

Alrededor de 58,000 millones de pesos se han invertido hasta el momento en la obra, la cual tiene un avance de 30% y se estima que por reparación de gastos no recuperables se destinen 40,000 millones de pesos.



Jamileth