Internacional - Seguridad y Justicia

La Autoridad Palestina rechaza asumir el control de Gaza tras la guerra sin una solución al conflicto palestino-israelí

2023-10-30

Las autoridades de Israel han indicado que el objetivo de su campaña militar contra el...

 

MADRID, (EUROPA PRESS) - El primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, ha descartado la posibilidad de que la Autoridad Palestina vuelva a dirigir los asuntos de la Franja de Gaza tras el actual conflicto si no hay un acuerdo más amplio que incluya la situación en Cisjordania y la creación de un Estado palestino.

Las autoridades de Israel han indicado que el objetivo de su campaña militar contra el enclave palestino en respuesta a los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que dejaron cerca de 1,400 muertos, es "erradicar" al grupo islamista.

En caso de lograrlo, estaría por ver el futuro político de la Franja, especialmente ante el impacto social y económico de la gran devastación que están causando los ataques israelíes, con la posibilidad de una autoridad internacional interina en el enclave antes de un traspaso de poderes a la Autoridad Palestina.

Gaza está en manos de Hamás desde 2007, a raíz de unos combates intrapalestinos derivados de las elecciones de 2006, en las que se impuso el grupo islamista. La victoria de Hamás no fue reconocida por Estados Unidos e Israel --una medida apoyada por la Autoridad Palestina--, lo que tensó la situación hasta el estallido de unos combates que derivaron en la separación administrativa y territorial --con la Autoridad Palestina al frente de Cisjordania-- y en un bloqueo contra la Franja.

En este sentido, Shtayé ha dicho que la Autoridad Palestina no está a favor de su vuelta al poder en Gaza sin un proceso de paz con Israel que derive en la creación de un Estado palestino en las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital, tal y como contempla la solución de dos Estados.

"¿Que la Autoridad Palestina vaya a Gaza a gestionar los asuntos sin una solución política para Cisjordania, como si la Autoridad Palestina fuera a subirse a un F-16 o un carro de combate israelí?" se ha preguntado Shtayé, en el cargo desde 2019, durante una entrevista concedida al diario británico 'The Guardian'.

"No lo acepto. Nuestro presidente (Mahmud Abbas) no lo acepta. Nadie lo va a aceptar", ha sostenido, antes de indicar que "lo necesario es una visión exhaustiva y pacífica" para el conflicto. "Cisjordania necesita una solución y luego vincular a Gaza en el marco de una solución de dos Estados", ha argumentado el primer ministro palestino.

En este sentido, ha abundado en que la principal prioridad es poner fin a los ataques contra Gaza y a la violencia en Cisjordania, donde han muerto más de cien palestinos en operaciones de las fuerzas de seguridad de Israel y ataques por parte de colonos desde el 7 de octubre.

"La pregunta para nosotros, israelíes, estadounidenses, europeos y todo el mundo es cómo convertir este desastre en una oportunidad para la paz", ha dicho Shtayé, quien ha argüido que el hecho de que Israel busque a alguien para gestionar Gaza tras la guerra da a la comunidad internacional la posibilidad de volver a impulsar la solución de dos Estados, rechazada hasta ahora por el Gobierno de Israel.

BÚSQUEDA DE UNIDAD ENTRE LOS PAÍSES ÁRABES

El primer ministro palestino ha defendido además que espera que la cumbre de emergencia que celebrarán próximamente los países árabes derive en una vuelta a la unidad regional en torno a la creación de un Estado palestino, después de que Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Marruecos y Sudán firmaran en 2020 acuerdos con Israel para establecer relaciones diplomáticas.

"Están hablando con nosotros y tanto nosotros como ellos queremos mantener interacciones", ha detallado respecto a los contactos con Bahréin. "Estamos hablando con los marroquíes, los bahreiníes y, por supuesto, estamos dispuestos a hablar con los emiratíes. Tenemos excelentes relaciones de trabajo con los saudíes, así como con jordanos y egipcios", ha explicado.

De esta forma, ha apuntado que los países de la región son cada vez más consciente de que no puede haber paz en Oriente Próximo sin un Estado palestinos. "Con tota franqueza, los árabes están hartos de nostros. Quieren ver una solución a la causa palestina, ya que somos una molestia para ellos", ha dicho, para lo que ha pedido un mayor papel de liderazgo por parte de Estados Unidos.

En este sentido, ha recordado que el presidente estadounidense, Joe Biden, "ni siquiera ha nombrado un enviado de paz" y "ha hecho promesas que no ha cumplido". "Dice que se opone a los asentamientos, pero ¿qué ha hecho? Sigue financiando a Israel", ha criticado.

"Dice que apoya los dos Estados, pero Israel está destruyendo (esta opción) cada día y no hace nada. Afirmó que reabriría el Consulado estadounidense en Jerusalén. Va a terminar su mandato y no lo ha hecho. Esto ha creado ira", ha explicado, al tiempo que ha aseverado que una solución de paz debe incluir elecciones en Gaza y Cisjordania, incluido Jerusalén Este.

Asimismo, ha pedido un Gobierno israelí sin el actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, quien "no es un socio". "No nos ve como un socio", ha lamentado, al tiempo que ha reconocido que la Autoridad Palestina hace frente a problemas de popularidad por la situación en Cisjordania y la falta de un horizonte político de paz.

"Estamos entre la espada y la pared", ha dicho, antes de apuntar a que la situación en Cisjordania está "hirviendo" y pasando a ser "muy peligrosa" por el descontento popular. "Abbas puede ser popular en un minuto. Puede decir: 'Vale, ordeno que las fuerzas de seguridad palestinas disparen contra israelíes'. Pero es un hombre realista", ha zanjado.

La Autoridad Palestina ha denunciado la muerte de más de cien palestinos desde el 7 de octubre en operaciones de las fuerzas de seguridad israelíes y ataques por parte de colonos. Por su parte, las autoridades de Gaza han elevado a más de 8,300 los muertos por los bombardeos de Israel.



Jamileth