Ecología y Contaminación

Las renovables crecieron mucho en 2023 pero deben seguir acelerando para alcanzar metas

2024-01-11

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, dijo que la energía renovable va camino de...

SIBI ARASU

BANGALORE, India (AP) — La energía renovable en el mundo creció en 2023 a su ritmo más rápido de los últimos 25 años, según indicó el jueves la Agencia Internacional de la Energía en su primer análisis desde que los países acordaron en diciembre ambiciosos objetivos para combatir el peligroso cambio climático.

La agencia con sede en París dijo que el rápido crecimiento de la energía solar en China había sido el principal impulsor, y el mundo había añadido casi 510 gigavatios —suficiente para dar energía a casi 51 millones de hogares durante un año— con incrementos récord en Europa, Estados Unidos y Brasil.

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, dijo que la energía renovable va camino de multiplicarse más que por 2,5 para 2030. Eso no llegaría al triple de capacidad acordado el mes pasado en Dubái por los países en la cumbre anual del clima de Naciones Unidas, pero Birol dijo que el objetivo es factible. Aumentar los fondos para energía limpia en los países en desarrollo es el mayor desafío para conseguir 11,000 gigavatios, en comparación con los 3,400 gigavatios de 2022, señaló.

“El éxito en el objetivo de triplicarlo dependerá de ello”, afirmó.

Los países marcaron una meta de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) en la cumbre climática de París de 2015 para evitar las peores consecuencias del cambio climático. La Tierra está justo por debajo de ese límite. Los científicos reportaron esta semana que 2023 fue el año más caluroso del que se tiene registro y estimaron que enero sería tan cálido que por primera vez se superaría ese umbral de 1,5 grados durante un periodo de 12 meses.

Por primera vez en casi tres décadas de esas negociaciones, el acuerdo final en Dubái mencionaba los combustibles fósiles —carbón, petróleo y gas natural— como la causa del cambio climático y dijo que el mundo debe “alejarse” de ellos. Pero no estableció ningún requisito concreto al respecto.

El reporte prevé que Estados Unidos, la Unión Europea, India y Brasil instalen más del doble de capacidad de energía solar y campos eólicos hasta 2028 que en los últimos cinco años. La AIE espera que para 2028 se añadan 3,700 gigavatios de capacidad de energía limpia en 130 países, casi todos de energía solar y eólica.

China, que ya es líder global en energías renovables, probablemente supondrá el 60% de la nueva capacidad de energía limpia que entrará en funcionamiento para 2028.

Los investigadores de la agencia concluyeron que los precios de los componentes solares en 2023 habían bajado en casi un 50% en un año. Esperaban que la reducción de costes y el despliegue rápido continuara en 2024 porque la manufactura supera a la demanda.

Sin embargo, la AIE concluyó que la energía eólica enfrenta más desafíos, especialmente fuera de China, que tiene la capacidad eólica más grande del mundo. La agencia señaló problemas como complicaciones en la cadena de suministro, costes más altos y trabas burocráticas que impiden instalaciones más rápidas.

El reporte señaló que los principales desafíos para el crecimiento de la energía limpia en los países desarrollados son la incertidumbre política, entornos económicos frágiles y una inversión insuficiente en redes de transmisión eléctrica para acomodar un porcentaje mayor de energía renovable.

En los países en desarrollo, los principales desafíos son el acceso a financiamiento para instalar energía renovable y la falta de gobernanza firme y marcos regulatorios que reduzcan riesgos y atraigan inversiones en energía limpia.

Triplicar la capacidad para 2030 también dependerá de que los países aceleren los permisos y mejoren la infraestructura de transmisión y almacenaje, dijo Sean Rai-Roche, asesor de política en el centro de estudios climático E3G, que sigue desde hace mucho el desarrollo de la energía limpia.

“Gobiernos y negocios tienen que actuar ahora para proteger el planeta para generaciones futuras”, dijo Rai-Roche. “No podemos permitirnos esperar, actuar más tarde es demasiado tarde”.



Jamileth