Internacional - Economía

Los países de la Unión Europea y la Eurocámara negociarán contrarreloj para sellar las nuevas reglas fiscales

2024-01-16

"Las posiciones son distintas y habrá discusiones en las próximas semanas, pero...

 

Bruselas, (EFE).- Los países de la Unión Europea quieren lograr a principios de febrero un acuerdo con el Parlamento Europeo para aprobar las nuevas reglas de control del déficit y la deuda antes de las elecciones europeas del próximo mes de junio.

"Las posiciones son distintas y habrá discusiones en las próximas semanas, pero vemos voluntad de llegar a un compromiso. No podemos volver a las antiguas reglas, esa no es una opción", dijo este martes el ministro de Finanzas belga, Peter Van Peteghem, en una rueda de prensa tras la reunión de ministros del ramo de la UE.

Van Peteghem, que dirigirá las negociaciones por presidir Bélgica este semestre el Consejo de la UE, insistió en que es necesario avanzar para "dar claridad para los gobiernos y los mercados financieros" y por la "credibilidad europea".

Los 27 países de la UE alcanzaron a finales de diciembre un acuerdo para reformar las reglas de control de déficit y deuda tras meses de negociaciones para salvar la brecha entre los países que ponían el foco en garantizar la disciplina fiscal y los que reclamaban dejar también margen para invertir.

Pero el Parlamento Europeo debe ahora dar su visto bueno a una de las tres regulaciones que componen las normas - en concreto la que aborda la coordinación de políticas económicas y la vigilancia presupuestaria- y pueden proponer enmiendas, por lo que los Estados deberán negociar el texto definitivo con los eurodiputados.

La Eurocámara adoptará mañana su posición sobre la regulación y se espera que las negociaciones entre ambas instituciones comiencen ese mismo día, ya que el acuerdo político debería llegar a más tardar el 9 de febrero para que la legislación se publique en el boletín oficial de la UE antes de las elecciones europeas de principios de junio, según explicaron fuentes diplomáticas.

Varias de ellas reconocen que el margen para hacer cambios es escaso dadas las dificultades que tuvieron los Estados para lograr un acuerdo que satisficiera a los Veintisiete. Cualquier cambio que se haga tendrá que "mantener esa visión equilibrada de flexibilidad y rigor", apunta una de ellas.

En este contexto, no está claro cuando empezarán a aplicarse oficialmente las nuevas reglas a los presupuestos nacionales, pero en todo caso la Comisión Europea dará directrices para los meses de "transición" hasta que estas entren en vigor.

El vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, dijo que la institución está estudiando si es factible comenzar a aplicar las normas a partir de los presupuestos de 2025 y que los Estados tengan ya en marcha sus planes fiscales estructurales para hacerlo.

"El calendario es ajustado, requerirá discusiones con los Estados, pero creemos que posponer la aplicación otro año empezando solo en los presupuesto de 2026 no es la opción más deseable", dijo Dombrovskis, quien presentará en febrero a los países las posibles opciones para avanzar con la implementación de las normas.

El tema se coló en una reunión en la que los ministros de Economía y Finanzas de los Veintisiete reiteraron su compromiso de aplicar en 2024 políticas de consolidación fiscal para mejorar la sosteniblidad de su deuda pública y de retirar "lo antes posible" las ayudas por la crisis energética para usar los ahorros generados para recortar su déficit.

La recomendación para el año que viene aprobada por los Veintisiete, pide no obstante mantener un alto nivel de inversión pública en transición ecológica y digital así como para impulsar la productividad y apoyar los salarios, especialmente los más bajos, para mitigar la pérdida de poder adquisitivo.

Todo ello pese a la debilidad de la economía europea, que según los datos más recientes podría haber sufrido una recesión técnica en la segunda mitad de 2023, y a los riesgos a la baja derivados en buena medida de la situación geopolítica, incluidas las recientes tensiones en el mar Rojo.



Jamileth