Internacional - Política

Junta Militar celebra la independencia sin dar señal de liberar a Suu Kyi

2009-01-04

Suu Kyi ha cumplido ya 13 años de arresto domiciliario desde que hace 19 años...

Bangkok, (EFE).- La Junta Militar de Birmania (Myanmar) conmemoró hoy 61 años de independencia del Reino Unido con un mensaje a la población para que apoye la celebración de elecciones en 2010, y sin dar ninguna señal de que vaya a liberar a Aung San Suu Kyi, líder del movimiento demócrata birmano.

Como en aniversarios anteriores, el régimen apeló al nacionalismo para combatir contra la que denomina amenaza del "neocolonialismo" por parte de las grandes potencias occidentales.

"Hoy los neocolonialistas están interfiriendo en los asuntos internos de otros países, imponiendo presión y coaccionando a otros países de su órbita para que interpreten el papel de títeres, y con la intención de dañar la soberanía de aquellas naciones que están en su punto de mira", señaló el jefe de la Junta Militar, general Than Shwe, en un mensaje retransmitido por la televisión y radio.

En su mensaje, el general Than Shwe, quien no se dejó ver durante los actos oficiales celebrados en la nueva capital Naypydaw, a unos 400 kilómetros al norte de Rangún, ensalzó la particular hoja de ruta hacia la democracia diseñada por la Junta Militar.

"La población debe saber que la hoja de ruta del Estado es el espíritu de la unión y del patriotismo, y que es la firme resolución de construir una nación moderna, pacífica y con una democracia desarrollada con disciplina", apuntó el mandatario birmano en su mensaje.

Cerca de 3.000 personas, incluidos ministros, funcionarios, y oficiales de las Fuerzas Armadas asistieron al desfile militar llevado a cabo en la explanada de Naypydaw.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos, que mantienen en vigor sus sanciones a la Junta Militar, consideran que la llamada "hoja de ruta hacia la democracia ideada por la Junta Militar forma parte de otro engaño a la comunidad internacional.

Por su parte, la Liga Nacional por la Democracia (LND) aprovechó el aniversario para pedir la puesta en libertad de su líder y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, sometida a arresto domiciliario desde mediados de 2003, y de otros dirigentes del partido, el único que sobrevive a la intensa presión militar.

Suu Kyi ha cumplido ya 13 años de arresto domiciliario desde que hace 19 años regresó a Birmania y aceptó liderar el movimiento democrático.

En octubre de 2007, Suu Kyi propuso de nuevo a la Junta Militar iniciar un diálogo con vistas a alcanzar la reconciliación nacional.

Con Suu Kyi al frente, la LND venció las elecciones legislativas celebradas en 1990, y cuyos resultados nunca han sido reconocidos por los generales que gobiernan el país asiático.



AGVR