Nacional - Economía

Gobierno optimista sobre los aranceles de Trump

2019-06-04

Durante su visita oficial a Gran Bretaña, Trump consideró hoy probable que Washington...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El gobierno mexicano se mostró hoy optimista y llamó a "no tener miedo" a las amenazas arancelarias de Donald Trump a las importaciones de ese país, a pesar de que el presidente estadounidense dio casi como un hecho esa sanción.
    
"Sentimos que vamos a llegar a un acuerdo, estoy optimista, no solo porque puede lograrse este acuerdo, estoy optimista porque representa un gran país y a un gran pueblo, entonces hemos resistido todos los embates, calamidades", dijo el mandatario mexicano Andrés López Obrador.
    
Durante su visita oficial a Gran Bretaña, Trump consideró hoy probable que Washington aplique los impuestos a partir del día 10 (un 5% a los productos mexicanos) y que en esas condiciones se mantengan las partes negociando.
    
En vísperas de una cita crucial entre una amplia delegación de altos funcionarios mexicanos, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, y altos responsables del gobierno estadounidense, López Obrador confió en que se llegará a un acuerdo con Estados Unidos sobre el tema.
    
"Tenemos clara la estrategia para que haya confianza, certidumbre y no miedo. Los mexicanos que están en Estados Unidos deben tener seguridad de que cuentan con el apoyo del gobierno de México, lo mismo los empresarios y los inversionistas", dijo el presidente mexicano.
    
"Nosotros pensamos que la mejor política cuando hay diferencias y conflictos, tiene como sustento el diálogo, diálogo y más diálogo", expuso al recordar que su país ha recibido el apoyo de gobernadores de estados fronterizas con México como Texas, Nuevo México y California.
    
Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard calculó que existe un 80% de posibilidades de que se resuelva el problema y no entren en vigencia los aranceles y señaló que México debe mantener una postura "digna y eficaz" frente a Estados Unidos.
    
No obstante, los mercados ya dieron por descontado que los aranceles entrarán en vigencia y de hecho el peso mexicano registra ya un 4% de depreciación frente al dólar desde que Trump anunció la imposición de los aranceles.
    
Trump ha advertido que los aranceles, que llegarían hasta el 25% en un lapso de 5 meses, no se levantarán hasta que el gobierno mexicano no realice acciones concretas para resolver el flujo migratorio desde Centroamérica iniciado en octubre pasado por medio de sucesivas caravanas.
    
Se calcula que cada día entran clandestinamente a Estados Unidos unos 4,500 extranjeros, más de 120.00 por mes, pero México sólo ha podido deportar a 80,000 centroamericanos en los primeros 6 meses de la actual administración.
    
"México no debería permitir que millones de personas intenten entrar a nuestro país y ellos pueden detenerlos rápidamente. Si no lo hacen, impondremos tarifas", reiteró Trump durante una rueda de prensa en Londres.
    
Trump, que ha elegido usar a México, lo mismo que a China, como un instrumento para elevar su popularidad a fin de lograr la reelección, también quiere que se impida la entrada de drogas ilegales a su país, pero sus reclamos son imposibles de cumplir al menos en el corto plazo, a juicio de los expertos.
    
"México no puede resolver las demandas del presidente Donald Trump. No hay forma de que sin el apoyo de Estados Unidos podamos resolver la crisis de los migrantes y, mucho menos, la relacionada con el problema de adicciones" en ese país, afirmó el analista Javier Tejado.
    
El 91% de las drogas ilícitas que se consumen en Estados Unidos, como la heroína y la cocaína, las metanfetaminas y ahora el fentanilo, provienen de México.
    
Los expertos recomiendan una actitud de "firmeza" y medidas "espejo" como la aplicación de aranceles en productos "sensibles" para los sectores vinculados con las bases de apoyo a Trump, pero sin llegar a la "Ley del Talión" aunque también consideran que se deben otorgar "concesiones inteligentes".
    
Asimismo, aconsejan sobre todo aliarse con los grupos del propio "establishment" estadounidense que rechazan al magnate y repudian sus medidas.
    
Para poder echar abajo los aranceles "el argumento central deberá ser igualmente electoral, a través de una presión de la maquinaria republicana, es decir, congresistas y gobernadores, que saben que van a perder respaldo de sus bases con los aranceles", afirmó el economista Enrique Quintana.



Jamileth