Testimonios

Que dice Jesús sobre sí mismo en los Evangelios

2022-07-25

«El que me ha enviado está conmigo y no me deja nunca solo, porque yo hago siempre lo...

José María Jordán

Fragmentos tomadao de los 4 Evangelios

Quién dice Jesús que es..

¡Yo Soy!

«Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no caminará en tinieblas, sino que tendrá luz y vida.» Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo.»

Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí. «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí.

«Cuando levanten en alto al Hijo del hombre, entonces conocerán que “Yo soy” y que no hago nada por mi cuenta, sino que sólo digo “lo que el Padre me ha enseñado”. »

«El que me ha enviado está conmigo y no me deja nunca solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a él.»

«El que cree en mí no cree solamente en mí, sino en aquel que me ha enviado. Y el que me ve a mí ve a aquel que me ha enviado.

¿El Hijo de Dios, el Mesías esperado, del que hablaron los profetas?

Si. «Ese soy yo, el que habla contigo.»

«Así es, tal como tú lo has dicho. Y yo les digo más: a partir de ahora ustedes contemplarán al Hijo del Hombre sentado a la derecha del Dios Todopoderoso, y lo verán venir sobre las nubes del cielo.»

«Si ustedes no ven señales y prodigios, no creen.»

«En verdad les digo: El Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino sólo lo que ve hacer al Padre. Todo lo que haga éste, lo hace también el Hijo.

El Padre ama al Hijo y le enseña todo lo que él hace, y le enseñará cosas mucho más grandes que éstas, que a ustedes los dejarán atónitos.

Como el Padre resucita a los muertos y les da la vida, también el Hijo da la vida a los que quiere.

Del mismo modo, el Padre no juzga a nadie, sino que ha entregado al Hijo la responsabilidad de juzgar, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, tampoco honra al Padre que lo ha enviado.

En verdad les digo: El que escucha mi palabra y cree en el que me ha enviado, vive de vida eterna; ya no habrá juicio para él, porque ha pasado de la muerte a la vida.

El mundo fururo

Sepan que viene la hora, y ya estamos en ella, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la escuchen vivirán.

¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Único, para que quien cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Dios no envió al Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que se salve el mundo gracias a él.

Para quien cree en él no hay juicio. En cambio, el que no cree ya se ha condenado, por el hecho de no creer en el Nombre del Hijo único de Dios.

Esto requiere un juicio: la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas.

Así como el Padre tiene vida en sí mismo, también ha dado al Hijo tener vida en sí mismo.

Y además le ha dado autoridad para llevar a cabo el juicio, porque es hijo de hombre.

No se asombren de esto; llega la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán mi voz. Los que obraron el bien resucitarán para la vida, pero los que obraron el mal irán a la condenación.

Yo no puedo hacer nada por mi cuenta, sino que juzgo conforme a lo que escucho; así mi juicio es recto, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad de Aquel que me envió.

“Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad”

Yo he venido al mundo como luz, para que todo el que crea en mí no permanezca en tinieblas.



JMRS