Reportajes

El retiro de Bill Gates

2008-06-24

Filántropo, junto con su esposa Melinda, constituyeron en 2000 la Fundación Bill y Melinda Gates...

Bill Gates, uno de los hombres más influyentes y ricos del mundo, abandona sus tareas diarias al frente de Microsoft, empresa de la que es fundador y propietario. No será una jubilación total para el rey de la informática,  ya que pasará un día a la semana en la empresa, mientras el resto del tiempo lo dedicará a su labor como filántropo junto a su esposa Melinda. 

DESTACADOS.

--- Bill Gates seguirá vinculado a la firma como presidente de honor y consejero en temas estratégicos.

-- Gates está considerado el tercer hombre más rico del mundo, según la última lista de la revista Forbes.

--- Filántropo, junto con su esposa Melinda, constituyeron en 2000 la Fundación Bill y Melinda Gates para prestar ayuda en sanidad y educación a los más desfavorecidos.

Ya lo anunció el 15 de junio de 2006. El fundador de Microsoft ya lo dijo entonces, que en 2008 abandonaría sus tareas diarias en esta empresa para dedicarse a la Fundación Bill & Melinda Gates, dedicada a lucha contra enfermedades como el sida, la malaria y la tuberculosis.

Llegada la fecha, a partir del 27 de junio, Bill Gates seguirá vinculado a la firma como presidente de honor y consejero en temas estratégicos, aunque en las tareas habituales que venía realizando hasta ahora será sustituido por dos personas que ya venían ocupando estas funciones desde entonces: Ray Ozzie en las labores de director de software y de productos, y Craig Mundie, en investigación y estrategia de la compañía.  Steve Ballmer seguirá siendo el director ejecutivo, cargo que ocupa desde 2000 tras la renuncia de Bill Gates a este puesto.

Nacido el 28 de octubre de 1955 en Seattle, Washington (Estados Unidos), en el seno de una familia acomodada, la vida de Bill Gates tiene un punto de inflexión cuando a los 13 años conoce a Paul Allen, quién se convirtió en su compañero de aventuras en el mundo de la informática.

Los jóvenes Paul y Bill crearon una pequeña empresa en la que se iniciaron con la creación de programas que vendían a empresas. La relación entre los socios fue de constantes peleas, pero la química entre ambos funcionaba a la perfección: Gates era adicto al trabajo y Allen era un soñador.

En 1975 se trasladaron a Alburquerque (Nuevo México), donde al año siguiente fundaron su primera empresa de producción de software informático, Microsoft Corporation. Bill Gates se erigió en su presidente y director general. El objetivo del equipo era crear  programas adaptados a las necesidades de los nuevos microordenadores y ofrecerlos a las empresas fabricantes a un precio más bajo de lo que podría costar realizarlos por ellas mismas.

En 1979, la empresa de Microsoft ya contaba con 16 empleados. Era el momento de dar el gran paso y Gates decidió trasladar la sede a Seattle, donde al poco tiempo conseguiría una espectacular expansión.

Un primer acuerdo con IBM, les proporcionó la posibilidad de abrir un imparable proceso de innovación tecnológica. Ese mismo año desarrolló el sistema operativo MS-DOS, introducido por IBM en sus ordenadores en 1981, y el sistema operativo Windows, un entorno gráfico basado en un sistema de ventanas, presente en la mayoría de los ordenadores personales del mundo desde 1985.

EL “RATÓN” REVOLUCIONARIO.

En 1983, el revolucionario “ratón” cambiaría definitivamente el uso convencional del ordenador. Ese mismo año, el compañero infatigable de Gates, Allen, se desvincula de Microsoft, aquejado de una grave enfermedad.

La compañía, trasladada a Redmond (Virginia) en 1986, también desarrolló lenguajes de programación como Basic y aplicaciones informáticas como el procesador de textos Microsoft Word. Microsoft se ha visto envuelta desde 1997 en varios conflictos legales por su posición dominante en el mercado.

Atraído por el mundo multimedia, en 1995 fundó la empresa de videojuegos Dream Works Interactive.

Filántropo, junto con su esposa Melinda, constituyeron en 2000 la Fundación Bill y Melinda Gates para prestar ayuda en sanidad y educación a los más desfavorecidos.

Desde su presidencia, ha apoyado numerosas iniciativas a favor del desarrollo, con programas contra el SIDA o la pobreza, o el más ambicioso de la Biblioteca Gates, destinada a ofrecer acceso al conocimiento a través de internet.

El 4 de mayo de 2006, Bill y Melinda fueron distinguidos con el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional por su ejemplo de generosidad en la lucha contra las enfermedades y las injusticias a través de esta Fundación. A partir de ahora, Bill Gates tendrá más tiempo para dedicarse a esta labor más altruista.

Por Isabel M. Pita/Juan A. Medina.



EEM