Internacional - Seguridad y Justicia

Piden excusar a Ríos Montt en juicio de genocidio por razones médicas

2015-01-03

Ciudad de Guatemala, (dpa) - La defensa del ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, cuyo juicio por genocidio se reactivaría el lunes, informó hoy que espera que el Tribunal a cargo resuelva primero una excusa médica para que el militar retirado, de 88 años, no comparezca a las audiencias por motivos de salud.

"Es una decisión del tribunal establecer qué es lo que los médicos le han dicho, a través de la certificación" presentada, dijo uno de los abogados del equipo de defensa, Luis Rosales.

Rosales informó que la excusa para que su cliente no se presente el lunes a la audiencia programada fue presentada el miércoles.

El jurista advirtió que el ex jefe de Estado de facto (1982-83) está "en constante evaluación para determinar cuál es su real posibilidad de movilización y de poder enfrentar este proceso".

El Tribunal Primero B de Mayor Riesgo tiene en agenda reabrir el lunes 5 de enero el juicio por genocidio contra Ríos Montt y contra quien fuera su jefe de Inteligencia, el también general retirado José Mauricio Rodríguez Sánchez.

Rosales indicó que, tal como se evidenció en el debate público que se desarrolló en 2013, las jornadas del juicio en su contra resultan "muy largas" y que "para un hombre de su edad obviamente tienen un impacto en su salud".

Detalló que a Ríos Montt le aquejan problemas de salud durante el último año y medio, como hernias en la espalda y problemas cardiovasculares.

Por otro lado, el abogado consideró improbable que el debate público se reactive el lunes, especialmente porque el martes la defensa recusó a la jueza presidenta del Tribunal, Jeaneth Valdez.

Explicó que la recusación se planteó porque Valdez "adelantó criterio y opinión" sobre los hechos que le corresponde juzgar contra Ríos Montt en su tésis doctoral de Derecho Penal, en 2004.

Ríos Montt es juzgado por la muerte a manos de militares durante su mandato de facto, en el que también fue jefe supremo de las fuerzas armadas, de 1.771 indígenas de la etnia maya Ixil, en las montañas del conflictivo departamento de Quiché, en el norte de Guatemala.

El 10 de mayo de 2013, Ríos Montt fue sentenciado a 80 años de prisión por genocidio por el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo. No obstante, diez días después, la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló parte del juicio ante una acción de la defensa. Eso permitió que el viejo militar regresara a su casa, donde guarda prisión domiciliar.

El otro militar, Rodríguez Sánchez, fue absuelto, pero ante la anulación de la sentencia deberá volver al banquillo.

 



ROW