Nacional - Economía

Ni los recortes al gasto y a la producción petrolera impactarán en el crecimiento de México: Hacienda

2016-03-15

“Esperamos que las reformas estructurales incrementen la productividad del país. Ya se han visto...

Israel Rodríguez / La Jornada

Pese a que se observa un panorama externo sumamente complejo por la preocupación sobre el dinamismo de la economía china, el menor crecimiento al previsto en Estados Unidos y, sobre todo, la drástica caída en los precios del petróleo, no se prevé un impacto muy importante en el escenario central sobre el crecimiento económico de México, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Luis Madrazo Lajous, jefe de planeación económica de la dependencia, afirmó: "Creemos que la economía mexicana está creciendo y tenemos un dato de crecimiento prácticamente final para el año pasado de 2.5 por ciento, y aunque no hemos revisado nuestros escenarios hacia adelante, el sector privado está en esa región de un crecimiento sostenido en México".

En entrevista con La Jornada aseveró: "Hay un entorno global complejo, pero México ha tomado medidas el año anterior y éste para fortalecer su marco macroeconómico, mantener la estabilidad y aprovechar las oportunidades de las reformas estructurales, que van a redundar en mayor productividad y crecimiento".

Crecimiento como en 2015

–Algunos analistas han manifestado preocupación por los resultados de los indicadores coincidentes y adelantados. ¿Cuál es su opinión al respecto?

–La tendencia de largo plazo de México, con base en los últimos años, ha sido de un crecimiento de alrededor de 2.5 por ciento como se observó el año pasado, refirió. El indicador coincidente nos dice que estamos prácticamente en nuestra tendencia de largo plazo y es muy similar al crecimiento del año pasado. Los indicadores coincidente y adelantado no se han alejado ni para abajo ni para arriba de esta tendencia.

“Esperamos que las reformas estructurales incrementen la productividad del país. Ya se han visto señales claras de esto en telecomunicaciones y en energía.

"Creemos que al aumentar la productividad, el crecimiento de largo plazo se va a incrementar. Pero en tanto esto no suceda la tendencia de largo plazo es muy similar al crecimiento que vimos el año pasado, y el indicador coincidente nos dice que estamos básicamente en la tendencia de largo plazo".

–El ajuste de 132 mil millones de pesos en el gasto, ¿qué impacto tendrá en el crecimiento?

–Hay un ajuste de 100 mil millones de pesos en Petróleos Mexicanos (Pemex), y uno de 32 mil millones de pesos en el gobierno federal. El ajuste del gobierno está concentrado en el gasto corriente, y pensamos que tendrá un impacto relativamente bajo con respecto al PIB. Por lo tanto, no esperamos un impacto importante.

“En cuanto a Pemex, más que verlo como un simple recorte del gasto es parte de un relanzamiento de la petrolera para utilizar con mayor eficiencia los recursos públicos a su disposición, que además llevan una reducción. En ese sentido, Pemex se vuelve más eficiente "y esperaríamos que al menos a mediano y largo plazos tuviera un impacto positivo en el crecimiento económico".

–La reducción en la plataforma de 100 mil barriles diarios de petróleo, ¿qué impacto tendrá en los ingresos ?

–Sin duda, el director general de Pemex (José Antonio González) anunció un ajuste en el gasto y en consecuencia en la plataforma. El mandato es ajustarse a la caída de los precios del petróleo, y por lo tanto de los ingresos, pero también implementar plenamente la reforma energética, y esa reducción de 100 mil barriles no incluye el potencial que está generando la reforma. Entonces hay que ver cómo se compensan ambos impactos.

–Otro aspecto que llama la atención de analistas es la deuda pública. ¿Se mantiene en términos todavía manejables?

–Hay que señalar dos aspectos: uno, el endeudamiento de México es bajo en términos relativos en comparación con otros países similares e incluso desarrollados. La deuda ha crecido en los últimos años y eso nos llevó a adoptar un programa de ajuste fiscal con una reducción del déficit desde 2013. Hemos visto una reducción de las finanzas públicas consistentes con este plan. Hace unas semanas se anunció el resultado del balance para el año pasado y vemos que los requerimientos financieros del sector público estuvieron en línea con los autorizados de 4.1 por ciento del PIB, que representan una reducción de 0.5 por ciento del producto. México ha tomado las medidas para seguir esta trayectoria. La razón de deuda con el tamaño de la economía, es decir, la razón deuda-PIB será de estabilizar a finales de este año y empezar a reducirse en 2018.



LAL